Cuidad de la Luz, Palacio Celestial – Acongojado por el bajísimo porcentaje de aceptación de almas en el Cielo, Dios, Creador del Universo y del Ornitorrinco, Ha anunciado que de ahora en adelante Piensa “tirar curva” al determinar quiénes pueden ingresar a la Gloria y quienes serán condenados a vivir en las Tinieblas, rodeados de abogados, mimos, y cantantes de rock.


Dios, en su ventiúnica foto publicitaria, contemplando bajar Sus expectativas de la raza humana

“Esto aquí es un pueblo fantasma”, Aseguró Jehová mirando a Sus alrededores. “Hasta ahora Éramos sólo par de apóstoles, la Madre Teresa, Chuíto, y Yo: para colmo de males, un santo salchicheo. No Teníamos suficiente gente ni para hacer un torneíto de baloncesto o jugar un buen juego de mesa. Es por eso que He determinado que Bajaré Mis altos estándares de admisión y Tiraré curva al enjuiciar al Hombre… piénsenlo como affirmative action, pero en vez de para la gente marrón, para la gente hereje”. Esta iniciativa comenzó cuando, Verificando la lista de los próximos candidatos a ingresar a la Gloria, el Creador Notó que sólo había par de nombres, entre ellos, curiosamente, el del Reverendo Pat Robertson (aunque dicen las malas lenguas que esto se debe no a que éste haya llevado una vida pía, sino más bien a que éste está chantajeando a Jesús con unas fotos de Él y María Magdalena).


La Madre Teresa, rompecurvas per excellence, disfrutando de su estadía en el Cielo “sin tanto jodío nene pobre llorando”

Dios Explicó que anteriormente apenas Podía dejar entrar gente al Cielo, dado que “para empezar sólo se pueden considerar a los cristianos: eso lo Dije claritito que si no aceptan a Jesús como su salvador, no importa cuan buenos hayan sido en la Tierra, que no se vistan, que no van. Entonces entre los cristianos Tenemos que descartar a los que están más locos que una cabra, como los Mormones y los Testigos de Jehová; de los que Nos quedan, casi todos los que dicen ser cristianos es sólo de la boca pa’fuera. Los hay quienes aborrecen el aborto, pero favorecen bombardear clínicas de aborto y la pena de muerte: ¡jelou! Luego están los que predican odio contra los homosexuales, y luego corren hasta de capota con cuanto macho encuentren: y que conste que no es lo de andar con hombres lo que Me fastidia, es la hipocresía y la habladuría de mierda”. De hecho, Jehová se Mostró presto a aclarar que a Él no le ofende ni la homosexualidad ni los que practican la sodomía, “aunque sí los que practican la gomorrería, que ellos saben quiénes son: ¡Te Estoy mirando a ti, Pamela Anderson! ¡De acá arriba se ve todo!”


“Estos Mormones adorablemente creen que van pa’l Cielo”, Dijo el Creador, atónito; “¡Que se bajen de la bicicleta y se quiten la corbatita, que no van!”

Con las más lenientes prácticas de admisión se aceptarán personas que hayan violentado las leyes de Dios, pero no de una manera tan ofensiva: “Por ejemplo, si tuviste un momento de ira”, Explicó Dios, “pero fue dirigida a un árbitro ciego que cantó mal una jugada, está to’ hablao. O si en un arrebato de coraje mataste a otra persona, pero era un empleado de Hacienda, que no se hable más del asunto”. Sin embargo, el Todopoderoso Aclaró que Su misericordia sí tiene límites, diciendo que bajo ningún concepto Admitirá en Su seno a políticos pillos, hippies hediondos, o escritores de periódicos humorísticos donde se la pasen escribiendo herejías: “a ésos sí que se los llevará Pateco, y lo que les espera es una parcelita en las entrañas del Infierno, entre la de Johnnie Cochran y la de Jerry Falwell“.