San Juan, Puerto Rico – El representante por el Partido Nuevo Progresista José Aponte y el alcalde de Mayagüez, José Guillermo “Guillito” Rivera, quienes podrían o no estar chiflados, siguen obsesionados con que los difamen por el Internet. Como resultado, estos se han embarcado en una quijótica cruzada para regular el medio que para nada les atraerá la atención indeseada de los trolls que habitan los tubos de la Internet.

José Aponte es probablemente la mente mejor dotada que ha parido barriga de madre en la Isla desde Eugenio María de Hostos, y está preocupado por… Oh, espérate: eso no es verdad y lo estaríamos difamando si no corregimos. José Aponte es bru… bueno, da la apariencia de que es bruto con cojones. Ya: corregido el récord

El representante José Aponte, primera de estas luminarias y quien podría o no ser el último Neandertal en existencia sobre la Tierra, sometió esta semana legislación para criminalizar la publicación de falsedades en el Internet. Esta medida podría o no ser en respuesta a periodicuchos de pacotilla que se la pasan publicando historias fabricadas sobre él. Tratamos de conseguir una reacción del representante pero no nos pudo atender, tal vez o no porque estaba ocupado buscando fondos públicos para dedicarse una placa a él mismo nuevamente.

Aquí nosotros no difamamos: nosotros simplemente dejamos que los visuales hablen por nosotros. Para el récord, no sabemos si estaba o no borracho, pero definitivamente estaba actuando como borracho o como guapetón. ¿Vieron? ¡No estamos difamando!

El otro genio en esta maravillosa cruzada es el alcalde de Mayagüez, José Guillermo “Guillito” Rivera, quien aún teme que su administración sea difamada a pesar de haber desistido por el momento de tratar de amordazar los medios sociales del país. Guillito, quien podría o no sufrir de delirios de grandeza y expectativas irreales, insistió en que su administración está lista para regular el Internet desde Mayagüez y evitar que revoltosos pelú’s le tiren fango a su perfecta administración por los Facebooks y los Twitters.

La textura y forma extraña de la cara de Guillito podría o no ser resultado de cirugías plásticas en clínicas clandestinas en República Dominicana. También podría o no ser que era negro y se metió bleach en la piel como Michael Jackson

“¡Estos tubos del Internet no pueden seguir siendo el Viejo Oeste!”, exclamó Guillito, mientras se pasaba el dedo por su bigote setentoso que podría o no ser reminiscente de alguna carrera pasada en la industria pornográfica del área oeste de la Isla. “Lo dije antes y lo digo de nuevo: en el Internet se dicen muchos embustes y vamos a regular esa pendejá’. ¡Y que nadie se atreva a joder con mi página de Wikipedia o hacerme una cuenta de embuste pa’ tripearme en Twitter, que les voy a soltar los perros! ¡Y mucho menos escriban historias falsas de mí en periódicos de embuste! ¡Este municipio tiene los recursos para monitorear y censurar los medio sociales del Internet y no descansaremos hasta que…! ¡NO SE RÍAN, COÑO!”, exigió iracundo el Alcalde.

Aunque expertos consultados por El Ñame no saben precisar si estos próceres están locos o no, se especula que podría o no podría ser que son políticos prepotentes que saben que pueden hacer o decir cualquier hija’eputada y seguir siendo electos, sea porque son alcaldes de municipios donde el mismo diablo puede ganar mientras sea popular, o porque… bueno, no hay ninguna explicación para que Aponte sea representante.