Bayamón, Puerto Rico – Tras confirmar que la misteriosa osamenta ocupada ayer en Cataño pertenece a un animal y no al niño Rolandito Salas Jusino, la fiscal Wanda Vázquez dijo sentirse “sumamente aliviada” por no haber comunicado el supuesto hallazgo a los familiares del desaparecido menor. La experimentada fiscal aseguró que cuando las confidencias son especulativas y de poca credibilidad como en este caso, siempre es más recomendable dedicar todo el día a discutir prematuramente cualquier descabellada teoría en los periódicos y emisoras de radio del país y no ante los familiares de las víctimas para evitar así crearles falsas expectativas.

La fiscal Wanda Vázquez sale de una de las 43 entrevistas que concedió durante la mañana de ayer para explicar que la osamenta hallada a lo mejor no era de Rolandito

“Nos hubiese quedado bien cabrón”, explicó la fiscal Vázquez, “que después de contarles a los familiares que habíamos encontrado a Rolandito, tener que decirles que lo que encontramos realmente fueron los huesos de un perro sarnoso en el zafacón de un restaurant chino de Cataño. Menos mal que en vez de ir a donde ellos nos fuimos de tour por todos los medios a especular sobre osamentas misteriosas, santeros maléficos y sacrificios humanos. ¡Sabe Dios quién se habría suicidado si llegamos a irles con estos cuentos a los familiares!”, aseguró la fiscal con gran convicción, demostrando la vasta experiencia y buen juicio que ayudó a que las autoridades manejaran este caso con la mayor discreción posible.

La fiscal Vázquez insistió en que pese al fracaso en esta etapa de la pesquisa, continuarán investigando el caso del desaparecido niño con diligencia: “Que hayamos encontrado un perro muerto en vez de a Rolandito no va a cambiar la forma en que manejamos este caso tan terrible”, enfatizó Vázquez enérgicamente. “Estamos seguros de que lo encontraremos vivo porque nada apunta a que el niño esté sin vida. O sea, llevamos 11 años sin encontrar ni las medias de Rolandito. ¿Cómo podría algo apuntar a que esté muerto, si no hemos encontrado tres carajos?”, preguntó retóricamente, llenando de esperanzas a los presentes.

La familia de Rolandito, por su parte, expresó sentirse aliviada de no haberse enterado de estos hallazgos en la privacidad de su hogar, y agradeció encarecidamente la variedad y profundidad de las especulaciones de la prensa. “¡Ni en nuestras más macabras pesadillas sobre el paradero de nuestro querido hijo se nos hubieran ocurrido las barbaridades que leímos en la prensa!”, exclamó la madre, maravillada. “¡Gracias por añadirle inesperadas dimensiones al tormento que es haber perdido un hijo y no saber dónde está!”.

Al cierre de esta edición, la Fiscalía de Bayamón se encuentra investigando varias pistas sobre este caso. Fuentes aseguraron que tan pronto tengan una confidencia tan descabellada como decir que una secta de santeros satánicos raptó a Rolandito, obviamente los medios serán los primeros en enterarse.