San Juan, Puerto Rico – Luego de que por razones aún debatidas no se reportaran asesinatos durante 48 horas seguidas en Puerto Rico, la ola criminal retomó su usual furia al reportarse 6 asesinatos en 24 horas durante el pasado fin de semana. La Congregación Anónima de Criminales OnestoS (sic), CACOS, emitió un comunicado informando al pueblo que el bajón en asesinatos seguido de esta alza repentina se debieron a un error clerical de las secretarias de la organización, el cual resultó en que todos los malandrines de la Isla pautaran sus vacaciones durante esos días.

Oiga, si se hartó hablando mierda de cómo las 48 horas sin asesinatos fueron resultado de sus labores, nos imaginamos que declarará mea culpa por el sal pa’ fuera de este fin de semana. ¿Verdad?

“Mala nuestra de nosotros, Puerto Rico. Digo, siempre es mala nuestra de nosotros, pero ustedes entienden”, dijo en conferencia de prensa el presidente de CACOS, Angel “El Carnicero de Carolina” Hernández. “Por casualidad toda nuestra matrícula pidió esos días libres y nuestras secretarias no hicieron las diligencias apropiadas para asegurarse que alguien estuviera en turno. Esto dejó desprovista a la ciudadanía de nuestros vitales servicios”, explicó Hernández mientras afilaba su cuchillo para esta noche. A nuestra pregunta de por qué la matrícula completa pidió unas vacaciones en esos días este respondió: “No puedo hablar por los demás, pero por mi parte, en esos días fue que salió la primera plana aquella de la yuca amorosa y me dije a mí mismo: ‘¡¿Estamos dándole primeras planas a yucas amorosas?! ¡Este país está cabrón! ¡Necesito un break!’, y me fui pa’l carajo un par de días. Pregúntale a mis compañeros que pasó con ellos, pero esa primera plana no puede ser coincidencia”, aseguró.

Por otro lado, a media mañana aún se esperaba la llegada del superintendente de la Policía, José Figueroa Sancha, a los mismos espacios radiales a los que acudió la semana pasada en gestión de autobombo, cuando creía que la ausencia de asesinatos se debía a su gestión administrativa. Fuentes aseguran que de acudir a dichos espacios, su reconocida integridad profesional lo obligará a declarar: “¿Recuerdan que dijimos que éramos unos tártaros porque llevábamos 48 horas sin asesinatos? Sorry. Seguimos siendo unos mediocres”.