Caguas, Puerto Rico – Tras meses de intenso debate público sobre la total falta de cualificaciones, experiencia administrativa y trayectoria política de los candidatos a sustituir al fenecido alcalde de Caguas, Willie Miranda Marín, los electores cagüeños eligieron ayer abrumadoramente a las cenizas del difunto alcalde para que continuaran dirigiendo el municipio “desde donde sea que cayeron en el Jardín Botánico de Caguas”. Fuentes aseguraron que los votantes escogieron al difunto alcalde porque “pa’ que nos gobierne un muerto ignorante, mejor que nos gobierne un muerto ilustre”.

Las cenizas de Willie Miranda Marín, preferidas como alcalde por todos los cagüeños (con la posible excepción de los tres muertos que participaron en la elección especial de ayer)

“Tomando en cuenta las circunstancias, votar por las cenizas de Willie [Miranda Marín] era lo mejor que podía hacer”, declaró el elector José Alfredo García Ferrer a su salida de su centro de votación, demostrando su enfático rechazo a que Willie Miranda Torres, José “Conny” Varela o El Desconocido Ese Del Peluquín sucediera al querido ex alcalde en la dirección municipal. “O sea, ¿tú me quieres decir que después de tener a don Willie, a lo más que podíamos aspirar era a escoger entre un inexperto cuyo único mérito es llamarse como su papá, un traidor que cuando lo agarran ‘conniando‘ posiciones se echa a llorar como un mamalón, y… sabrá Dios quién demonios era el tercer candidato? ¡N’hombe no! ¡Mejor que gobierne don Willie desde ultratumba, que si dejamos a uno de estos como alcalde, terminamos todos muertos también!”, exclamó García Ferrer echando fuego popular con la mirada.

Líderes del Partido Popular Democrático se mostraron sorprendidos con la derrota de Miranda Torres, amplio favorito en la contienda electoral: “Supongo que las preocupaciones de los escépticos eran ciertas después de todo: un muerto le gana a cualquiera de estos tres en el 2012”, expresó el senador José Luis Dalmau, abierto partidario de Miranda Torres. Dalmau sin embargo elogió los méritos de su candidato: “De verdad pensábamos que Willito tenía todo lo necesario para convertirse en alcalde. O sea, eso de heredar la alcaldía funcionó de los más bien en Bayamón, Carolina, Las Piedras y Orocovis, ¿o no? ¡Y en este caso hasta se llama igual que el viejo! ¡No podía fallar!”, dijo Dalmau, aún sorprendido con el resultado de la elección especial.

Por su parte, Miranda Torres, cuya campaña electoral consistió de pautas radiales que reproducían patrióticos discursos triunfalistas de su padre, no estuvo disponible para comentar debido a que no encontró ningún discurso de Miranda Marín aceptando derrotas. Fuentes cercanas al candidato aceptaron que el resultado supone una derrota a las aspiraciones de Miranda Torres de convertirse en el más reciente ejemplo de que, en política, “quien lo hereda lo hurta bien cabrón”.

Al cierre de esta edición había sido imposible obtener una reacción del representante Varela debido a que no se entendía nada de lo que decía mientras lloraba desconsoladamente por no haber podido “conniarse” la elección. Esfuerzos por entrevistar al tercer candidato a la poltrona municipal, identificado por fuentes cercanas como “Harry No Sé Qué”, resultaron infructuosos debido a que nadie en Puerto Rico sabe quién es.