San Juan, Puerto Rico – La semana pasada se supo que la Oficina del Contralor Electoral incoó una investigación sobre varias donaciones hechas a Ricardo Rosselló Nevares, posible candidato a la gobernación por el PNP; específicamente, el precandidato recaudó cerca de $195,000 en efectivo en una sola actividad. El hecho de que antes de ni siquiera lograr la nominación por su partido Rosselló Nevares ya logró meritar una investigación por parte del contralor electoral fue loado por la campaña del candidato como prueba de que este tiene lo que se necesita para ser gobernador de Puerto Rico.

Ricky Rosselló contando con los dedos

Ricky Rosselló contando con los dedos todo el dinero que recaudó en efectivo (Spoiler Alert: Le faltarán 194,990 dedos para poder contarlos todos). [Imagen atribuida a BAYO El Caballo]

La información proveniente de la Oficina del Contralor Electoral revela que en la actividad de recaudación de fondo en cuestión, Ricky Rosselló consiguió levantar $335,000 en total, y de estos, $88,820 fueron por venta de camisetas. “Presumiendo un precio de $20 por camiseta”, estimó Manuel Torres, el contralor electoral, “esto querría decir que casi 4,500 personas le compraron una camiseta a Ricky. ¿En serio? ¿Cuán peposa estaba esa ticher? Digo, quizás estaban hechas de cachemira y las estaba vendiendo a $100, en cuyo caso solo habría tenido que engatusar a 888 incautos para liquidar el inventario. De todos modos, hay que investigar porque aquí hay gato encerrado: ¡la madre mía creería que hay casi novecientos boricuas dispuestos a pagar cien pesos por una camiseta que solo podrían usar en Jájome en diciembre!”.

Por su parte, la campaña de Ricky Rosselló está utilizando esta pesquisa para demostrar que su candidato está “más que listo” para formar parte de la clase política de la Isla. “Ricky ahora lo tiene todo”, explicó Emmanuel Sandoval, su director de comunicaciones. “Apellido de renombre; carita de yonofuí; alegaciones de traqueteo de dinero; voz de Mickey Mouse. Bueno, pichéale a esa última –el punto es que ahora nadie puede venir con ñeñeñés de que Ricky es un ‘nene de Papi’ o un ‘candidato fabricado’ o un ‘chiquillo que se cree que puede gobernar solo porque pasó varios años de su juventud en La Fortaleza’: ¡esta investigación lo pone a la par de prácticamente todos los gobernadores en nuestra historia! Es más, yo diría que está picando alante, porque no es año de elecciones y Ricky no ha participado en una sola contienda y ya lo están investigando por donaciones sospechosas. ¡Su propio padre tuvo que estar años al poder antes de que surgieran alegaciones de nebuleos!”. Sandoval concluyó asegurando que “Ricky cumple todos los requisitos para ser nuestro próximo primer mandatario… ¡y evidentemente ahora que también tiene maneras misteriosas de conseguir que la gente afloje billete, nada nos podrá detener!”.