San Juan, Puerto Rico – El mundo se acabó al sonar de trompetas celestiales el día de ayer ante el anuncio de la primera idea decente de un gobierno en la historia de Puerto Rico. La idea, que tomó la forma de un incentivo contributivo para jóvenes empresarios en la isla marcó el final de un mundo usualmente lleno de ideas completamente inútiles de parte del gobierno boricua.

Caricatura de Alejandro García Padilla sonriendo

Algún día tenía que pegar una… [Imagen cortesía de LUY]

“¡Y se acabó el evento, señoras y señores! ¡Pa’ fuera y a apagar la luz antes que alguien lo dañe!”, exclamó el arcángel Gabriel. “Muy cierto es que solo el Señor sabía el día y la hora, pero tan pronto escuchamos que el gobierno de Puerto Rico tenía la acertada idea de incentivar a los jóvenes profesionales a quedarse, organizamos las huestes celestiales y esperamos en el portón del Paraíso por instrucciones. Muchacho, si esa no era la señal para el final del mundo, no sé qué era”, intimó.

Por otro lado, el PNP denunció que tal como lo habían previsto, el gobierno del PPD fue el final de Puerto Rico.