San Juan, Puerto Rico – El Gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, descubrió esta semana la maravilla de la autonomía universitaria, al zapatearse de los posibles aumentos a la matrícula en la Universidad de Puerto Rico. De esta forma el gobernador pudo decir con cara de lechuga que a él nadie, pero absolutamente nadie, le ha informado del asunto.

Caricatura de Alejandro García Padilla sonriendo

La autonomía universitaria cayó como anillo al dedo para el gobe… [Imagen cortesía de LUY]

“Tengo que respetar la autonomía universitaria siempre… ¡especialmente cuando es así de conveniente!”, exclamó un jubiloso gobernador. “Normalmente tendría que aguantar la risa al alegar que yo no sé nada de nada de esto, o llorar en privado por la vergüenza de haber mentido tan espectacularmente, pero… ¡esto es una excusa creíble! ¡Por fin cojo un break, coño!”.

Por otro lado, se reportó que la oposición ya tiene preparado el usual ataque de “si sabía es cómplice, y si no sabía nada, es un incompetente”.