San Juan, Puerto Rico – Andrea De Castro Rodríguez, hija del corrupto exsenador, exrepresentante y expopular Jorge De Castro Font, grabó un video estilo MTV Cribs para enseñarle al mundo su lujoso apartamento y lujurioso tetamen. No quedándose atrás, el ahora confinado exlegislador decidió grabar desde su celda un video similar al de Andrea para que la gente entienda que ser la hija de un político que está en la cárcel no es tan malo como ser el político que está en la cárcel.

Andrea De Castro Rodríguez nos enseña a través de su video que, al igual que Charityn, lo de ella es la sencillez

La vergüenza de tener un padre corrupto no evitó que Andrea “My Eyes Are Up Here” De Castro Rodríguez grabara y difundiera un video que demuestra exactamente qué tipo de apartamento se puede conseguir con fondos malversados. La grabación de la pechugona joven pretende que el público aprenda no solo dónde y cómo vive ella, sino también cuán difícil ha sido su vida. Sin embargo, muchos creen que el mensaje más contundente del video es que ella existe, porque se estima que el 99.9% de los puertorriqueños no tenían previamente la más ínfima idea de quién era ella.

Este video demuestra el apartamento que todos podríamos tener si nuestro papá le hubiera robado dinero al Pueblo

El exsenador Jorge De Castro Font está actualmente sirviendo una condena de cinco años de prisión por corrupción gubernamental, fraude y “general assholiness. Sin embargo, esto no ha evitado que él esté en comunicación “24/7” con su hija (según aseguró ella misma en su video), y por ende está al tanto de cuán popular ha sido el proyecto filmográfico de ella. “Si Andrea puede lanzarse al estrellato cibernético con un tour de su apartamentito de guaynabicha mimada”, razonó el confinado, “más podré hacerlo yo grabando mis vicisitudes en la cárcel. A ver, ¿a quién no le gustaría ver con sus propios ojos cómo estoy pasando las de Caín aquí en mi celda?”, preguntó con lógica incuestionable.

Jorge De Castro Font, en tiempos más felices cuando aún no estaba tras las rejas

El video muestra al confinado, luciendo flaco y demacrado en su mameluco gris, señalando los diferentes puntos de interés de su encarcelamiento. “Aquí duermo yo”, comenzó, apuntando a un catre tan estrecho que apenas cabe su propio ego. “No es cómodo y apesta a mea’o, pero el piso es más incómodo aún y también apesta a mea’o, así que peor es na'”. La segunda parada en el jail cell tour fue una esquina de la celda: “Este es mi comfort zone: aquí es donde yo me siento a pensar, a reflexionar sobre la vida y a huirle a las moscas del inodoro”. Finalmente, el confinado cerró el video con una toma de la bombilla que cuelga del techo: “Ese es el cable del cual he tratado de colgarme infructuosamente ya como dos veces”, confesó apesadumbradamente. “¡Pero dicen que a la tercera va la vencida!”.

A modo de comparación, esta celda es tres veces el tamaño de la de Jorge De Castro Font

Aunque ciertamente hay mucha audiencia que se verá atraída por el morbo de ver cómo el exlegislador las está pasando negras en la prisión luego de jurar y perjurar que era inocente, se estima que su video nunca obtendrá tanta popularidad como el de su hija porque, según uno de los cibervidentes, “ella tiene algo que él no tiene… bueno, ¡más bien dos cosas que él no tiene!”.