San Juan, Puerto Rico – La autodenominada apóstol evangélica Wanda Rolón fue criticada fuertemente por decir que el cantante boricua Ricky Martin “llevará a Puerto Rico al mismo Infierno” con su próxima serie de conciertos en la Isla. Sin embargo, nadie la criticó más que sus propios decepcionados seguidores, quienes tildaron sus comentarios homofóbicos de “poco inspirados”, “genéricos” y “trillados”.


La apóstol Wanda Rolón, prueba fehaciente que Dios hace milagros, pero no hace pelo

“De verdad que me quedé esperando más de las expresiones de la apóstol Rolón”, admitió Yanitza Fernández, una de las feligresas de la Pastora. “Eso de que Ricky Martin nos va a llevar al Infierno como que le quedó algo genérico y trillado. O sea, ¿dónde está la creatividad? La ira que le debe provocar a la Reverenda el hecho de que Ricky Martin, siendo homosexual, tenga la desfachatez de hacer una gira de conciertos en Puerto Rico, debería suscitar en ella un sinnúmero de vituperios frescos y originales con los cuales condenar la asqueabunda conducta de Ricky ante los ojos de Dios”. Finalmente, Fernández añadió (bajo un acuerdo de confidencialidad que violamos porque nos cayó gorda) que el comentario de Rolón le quedó “bien totón, como algo sacado de un sermón de Yiye Ávila en los ochentas”.


Según Wanda Rolón, esto es lo que nos espera luego de que Ricky Martin toque canciones de música pop en su gira de conciertos

El pastor Nicolás Martínez, amigo de Rolón (y quien también se hace llamar “Reverendo” porque tiene un traje con corbata y tres gatos que le hacen caso), estuvo de acuerdo que las expresiones de la apóstol “carecieron del fuego ese que nos la pasamos pidiéndole al Señor que mande“. Luego abundó: “Lo cierto es que las palabras de mi amiga Wanda fueron poco inspiradas, y como que se quedaron cortas. ¿Es que ustedes no entienden la magnitud del asunto? Ricky Martin es un HOMBRE. Y ama a otro HOMBRE. ¡¡Amor!! ¡¡¡Entre hombres!!! ¡Mayor afrenta a Dios no puede haber!”. Al inquirirle al Reverendo si no le parece que ese empecinamiento suyo sobre qué gónadas tiene cada integrante de una relación amorosa (en vez de los sentimientos envueltos) es algo que suena más a una preocupación humana que a una preocupación divina, él replicó: “¡Para nada! Dios CREÓ todas esas gónadas… ¡y solo él decide cuál se puede mezclar con cuál y por dónde!”.


El reverendo Martínez, ponderando cuán cochina es la relación física entre dos hombres (a pesar de que francamente nadie lo ha mandado a hacerlo)

La apóstol Rolón se defendió asegurando que no usó palabras más fuertes en su mensaje “porque quería que todo me cupiera en un tweet, y en 140 caracteres no cabe tanta homofobia como yo hubiese deseado”. La Pastora fue más allá, jurando que “si hubiera podido expresarme más abiertamente, hubiera dicho que Ricky Martin es el Diablo mismo, que vino al mundo vestido con ropita de cuero ceñida y meneando su bom-bom para convertir más hombres a su pecaminoso estilo de vida… ¡y sabrá Dios qué otras barbaridades hubiera dicho antes de acordarme que tengo que hacerme pasar por la más cristiana! Es que como todos saben, yo odio el pecado pero am– amo al pec– pecad– pecador”, tartamudeó, sonriendo con las muelas de atrás.


El cantante Ricky Martin, visto aquí enrollándose las mangas “para empezar a convertir machos a su pecaminoso estilo de vida”

Por su parte, Ricky Martin declaró que le vale madre la opinión de una persona cuya existencia desconocía hasta que se armó este escándalo, pero le agradeció encarecidamente la promoción gratuita que la polémica le ha traído a su nueva gira de conciertos. “¡Si esta doña quiere seguir hablando pestes de mí, que meta mano!”, exclamó risueño el cantante. “¡Es más, procuraré cucarla la próxima vez que publique un libro para así no tener que gastar tanto dinero en la campaña publicitaria!”.


Ricky Martin dándole las gracias a “la rubia de farmacia esa que me hizo promo de gratis”