Guaynabo, Puerto Rico – A poco tiempo de enterarse de la enorme explosión en la refinería petrolera Caribbean Petroleum en Guaynabo, cientos de líderes religiosos empezaron a implorarle al Señor que dejara de mandar tanto fuego. “Dios mío, sabemos que llevamos años pidiéndoTe que mandaras fuego“, explicó el reverendo Julián Mendoza, “¡pero no era pa’ que explotaras esa refinería como si fuera siquitraque de fiesta patronal!”. Aunque a estas alturas se desconoce la causa del siniestro que generó la enorme explosión, para los líderes religiosos no hay duda: “Se debe a que el Señor finalmente escuchó nuestras plegarias… aunque acá entre nos, ¡como que Se le pasó la mano!”. El reverendo Mendoza aseguró encontrarse afanosamente re-escribiendo la letra del himno “Manda fuego, Señor”, adelantando que su nuevo título será: “No era pa’ tanto, Señor”.


“Fuego mandado”, concluyó el Creador. “¡De nada!”