San Juan, Puerto Rico – En abierta represalia por haberles removido el inspirador y apacible pesebre navideño que el juez Erick Kolthoff Caraballo colocó en el pasillo del Tribunal Supremo, La Mayoría De Los Jueces de este cuerpo anunció ayer la aprobación de enmiendas al reglamento interno de la institución que reducen la facultad del Presidente para asignar casos.

Los miembros del Tribunal Supremo en tiempos mucho más armoniosos. O sea, a menos de cinco minutos de haber sido nombrados los tres más recientes

“Esta medida responde a la necesidad de terminar ya con el abuso que tiene este presidente de pacotilla que tenemos”, explicó una fuente interna que prefirió permanecer en el anonimato. “Ya se lo habíamos– que diga, que ya se lo había advertido La Mayoría De Los Jueces, que si les quitaba su pesebre navideño del pasillo, le iba a pesar”, añadió la fuente anónima mientras citaba pasajes bíblicos aleatoriamente. “A lo mejor el pesebre se veía bien charro, pero el hecho de que ocupara el pasillo completo y no dejara pasar a nadie hacia la oficina de [la juez] Anabelle [Rodríguez] no era razón para removerlo”, se quejó la fuente, en referencia al pesebre colocado por el juez Kolthoff y que provocó el disgusto de la juez Rodríguez. “Si Anabelle no cabe por el pasillo, pues que se meta a Jenny Craig, ¡pero que deje el pesebre en paz!”, reclamó la fuente extrañamente alterado, mientras se acomodaba una toga negra con la misteriosa frase “Juez Kolthoff” bordada por detrás.

Misteriosa frase bordada en la parte posterior de la toga de nuestra fuente anónima

Según la fuente, era necesario cambiar el sistema utilizado para asignar los casos por ser éste totalmente insultante: “[El juez presidente Hernández Denton] lo que usaba era un sistema rotativo para asignar casos. ¿Pero y cómo que rotativo? ¿Qué, tenemos cara de caballitos de pica de fiesta patronal?”, argumentó la fuente con incuestionable lógica. “¡N’homb’e no! La mejor forma de asignar los casos es dejando que La Mayoría De Los Jueces establezca un mecanismo dedocrático”, argumentó. “Y si no están de acuerdo, que nos avisen, que enmendamos el reglamento para prohibirles la publicación de opiniones disidentes y votos particulares pero pa’ seguida. ¡Aleluya!”, expresó descuidadamente la fuente, añadiendo inmediatamente: “que diga, que enmiendan. Ellos. Los jueces. Ji ji ji”.

La fuente explicó además que ésta es sólo la primera de varias enmiendas para continuar “atemperando” las reglas del tribunal a los tiempos actuales, y que incluyen reasignar entre los miembros de La Mayoría De Los Jueces la espaciosa oficina que actualmente ocupa el presidente Hernández Denton, su magnífico estacionamiento presidencial y su práctica cafetera para hacer capuccinos. “Y que se vaya despidiendo de su lujosa y elegante toga, que el nuevo reglamento le obligará a intercambiarla por la del juez [Efraín] Rivera Pérez, que está tan gastada que parece que lo que tiene puesta es una toga de graduación de $10”, añadió la fuente dando grandes risotadas.

Al cierre de esta edición fue imposible corroborar insistentes rumores en el sentido de que si el Juez Presidente no cedía su estacionamiento inmediatamente, La Mayoría De Los Jueces aumentaría el número de miembros del máximo foro judicial a nueve.