San Juan, Puerto Rico – Zaida “Cucusa” Hernández (ahora asesora de la Presidenta de la Cámara de Representantes) y Evelyn Vázquez (senadora por el municipio de Mayagüez y regalo divino para los comediantes puertorriqueños) han decidido poner a un lado sus diferencias personales de los últimos días y abrir una academia de refinamiento con el propósito de “enseñarle a las niñas puertorriqueñas, a través de nuestro ejemplo, cómo debe comportarse toda una dama”.

El anuncio se da pocos días después del sonado incidente en el cual Hernández, en una programa radial, exhortó a Vázquez que no hablara más durante estos cuatro años, porque cada vez que abría la boca le hacía daño y abochornaba a la mujer puertorriqueña (¡y simultáneamente le otorgaba material gratuito a El Ñame!), culminando con un enérgico: “¡CÁ-LLA-TE, BRU-TA!”. Vázquez, afortunadamente no quedándose callada, respondió diciendo que no cree Hernández represente a la típica mujer puertorriqueña, y que habría que ver a qué tipo de mujer ella representa. A pesar de que Hernández tildó diáfanamente a Vázquez de “bruta” y Vázquez por su parte tildó a Hernández sesgadamente de lesbiana, ambas han decidido que sus talentos dialécticos podrían ponerse a mejor uso educando a las muchachas boricuas para que cuando crezcan “éstas también pueden ascender a las altas esferas del poder político aparentando ser cultas aunque sean unas ratas de cuneta”.


.

Cucusa y Evelyn podrían convertir incluso a esta rata de cloaca en una dama de bien

Cucusa explicó que aunque el discurso que tronó contra su correligionaria penepé pudiera a primeras, segundas, y quizás terceras luces parecer “hostil y arrabalero”, en realidad es la muestra mayor de cuán comedida es ella en sus palabras, y cuánto auto-control es capaz de mostrar: “Cuando estaba exhortando a mi amiga Evelyn a que quizás no debería hablar más durante el cuatrienio, sólo me motivaba el gran aprecio y respeto que le tengo: después de los últimos proyectos de leyes que ella ha propulsado, pensé prudente recordarle que en boca cerrada no entran moscas, ni salen proyectos totones de buscar tesoro en el fondo del mar. Aparte de eso, cabe recalcar que lo que quise decir verdaderamente fue ‘¡CÁ-LLA-TE, PU-TA!’, pero yo soy una mujer refinada y culta y no puedo andar diciendo esas vulgaridades en público; por eso edité mis expresiones. ¿Qué puede ser más delicado y sutil que eso?”, preguntó retóricamente la ex jueza. “Es precisamente este tipo de recatamiento el que mi compañera del alma Evelyn y yo queremos impartirle a las niñas que en el futuro ocuparán nuestras posiciones: chicas, sólo muérdanse la lengua y sean hipócritas, y el mundo será de ustedes”, aseguró Hernández.


Zaida “Cucusa” Hernández, demostrando entre otras cosas el maquillaje labial estilo kabuki que enseñará en su academia

Igualmente aseguró Vázquez que su respuesta a los comentarios de su amigota Cucusa estuvieron repletos de buenos modales: “¿Ustedes se acuerdan cuando Cucusa estaba corriendo para la alcaldía de San Juan, y de la noche a la mañana empezaron a salir por todos lados afiches en su contra que decían ‘No Metas La Pata En San Juan‘? Pues yo me abstuve de sumirme a esas profundidades (me abstuve: ¡la palabra lo dice todo!), porque es importante ser delicada al insinuar la homosexualidad de otra persona como si esto fuera algo negativo. No se deben usar palabras como ‘cachapa’ o ‘tortillera’: es mejor utilizar frases obtusas y fáciles de negar como: ‘ella no representa a la típica mujer puertorriqueña’. Ahí no tienes que usar palabras desagradables, pero puedes dejar entrever tu homofobia personal, y tu expectativa de que tu interlocutor la comparta igualmente. Ésas son cositas que yo aprendí en la marcha a través de mi vida, y que creo que todas las muchachitas que aspiren a llegar a tener posiciones políticas en el futuro deben ir aprendiendo desde ahora, porque no todas podrán contar con la inteligencia abrumadora y el avasallador magnetismo sexual que a mí me sobran”, apuntó Vázquez adorablemente.


La senadora Evelyn Vázquez, aquí luciendo regia luego de haber llamado “no tan inteligentes” a los dominicanos

La Academia de Refinamiento y Artes Políticas de Cucusa y Evelyn, como se llamará su institución educativa, empezará inmediatamente a aceptar solicitudes de muchachas de 6 a 16 años que quieran saber “cómo insultar a alguien en la radio sin hacer alusión directa a que es una chubbie-chaser adúltera, o cómo tirarle en la cara a alguien su orientación sexual de una manera sesgada aunque no menos repugnante”. Evelyn Vázquez afirmó que ninguna otra academia de refinamiento en la Isla se le acercaría a la de ellas, “mucho menos Refiné, que he escuchado por ahí que las maestras son bienhands-on‘ con sus estudiantes… digo, si sabes a lo que me refiero…”. Cucusa por su parte enfatizó la pericia de su institución educativa: “Más cultas que lo que saldrán [las muchachas] de nuestra academia, no podrían salir de ninguna otra. Suck it, Refiné!!! Suck it long, and suck it hard!!!“, exclamó Hernández con la delicadeza que la caracteriza.


Imagen de la senadora Vázquez utilizada en el folleto promocional de la academia, asegurándole a las potenciales alumnas que ellas también algún día podrían lucir así