Cupertino, California – En respuesta a los reclamos de cientos de miles de feligreses puertorriqueños de la compañía de Tecnología Celestial Apple por que la Isla fuese incluida en el lanzamiento mundial del nuevo iPhone 3G, el Principal Oficial Ejecutivo de la secta, Steve Jobs, anunció que ha llegado a un acuerdo con AT&T, Claro, Sprint, Centennial, Verizon, Open Mobile, Suncom y Paloma Mensajera, Inc., para que comience de inmediato a distribuirse localmente un modelo del popular artefacto especialmente diseñado para satisfacer las necesidades de la tan exigente y conocedora clientela puertorriqueña. Fuentes dentro de Apple aseguraron a El Ñame que el aparato, bautizado con el nombre iPhone 3K-Rajos, se ajusta perfectamente a la avanzada infraestructura disponible en la Isla, por lo que los usuarios puertorriqueños ya no tendrán que emigrar masivamente a Florida para conseguirlo.


El nuevo iPhone 3K-Rajos, especialmente diseñado para Puerto Rico, a un precio introductorio de $9.99; se desconoce aún si ese precio incluye la paloma mensajera para enviar mensajes de texto

De acuerdo a nuestras convenientemente anónimas pero indudablemente confiables fuentes internas, el importante anuncio confirma la reconocida posición de Apple con respecto al trascendental mercado puertorriqueño, y comprueba cuánto valora la compañía al consumidor de la Isla: “Nosotros en Apple siempre hemos valorado el mercado puertorriqueño, y sabemos que es nuestro principal punto de entrada a las islitas del Pacífico Septentrional”, dijo la fuente, sin aclarar de inmediato cuándo comenzaría nuestra mudanza a Palau. “Desafortunadamente, el lanzamiento del iPhone original se hizo solamente en América, por lo que los indígenas de Porto Rico no pudieron ser incluidos”, explicó sobre la ausencia de Puerto Rico en el lanzamiento del iPhone original, demostrando el conocimiento típico del ciudadano estadounidense sobre nuestra condición política. “Además, introducir el producto allí lo más seguro requería modificar la red inalámbrica; sin embargo, AT&T nos aseguró que ya contamos con la infraestructura necesaria, así que Porto Rico is a-go“, dijo la fuente en tono festivo.


La poderosa tecnología 3K-Rajos del iPhone, disponible con suficiente cordel para toda el área de cobertura de AT&T en la Isla

Sobre el lanzamiento el viernes pasado de la nueva versión del iPhone, la fuente atribuyó la ausencia de Puerto Rico a factores de política pública estadounidense: “Ahí lo que pasó fue que nuestros artistas gráficos confundieron la bandera puertorriqueña con la de Cuba, y ya usted sabe: tratar de convencer a Bush para que nos deje vender un teléfono allí es sucio difícil”, confesó la fuente. “Además, para ser justos, ustedes tienen parte de la culpa en esto: si en vez de copiarse la bandera cubana se hubiesen copiado la de, digamos, Jamaica, hubiesen tenido el 3G el viernes tempranito”, aclaró con incuestionable lógica.

Nuestra inexpugnable fuente aseguró que Apple se prepara para lanzar la campaña de publicidad más agresiva en su historia para asegurar la entrada triunfal de su producto al trascendental mercado puertorriqueño: “Será una campaña fuerte, pero esperamos superar en tiempo récord el market share del que nuestros genios analistas y estrategas han identificado como el principal producto de comunicaciones disponible entre los nativos de allá: el telégrafo”, añadió nuestra fuente, demostrando una vez más que es casi tan confiable como las fuentes citadas por otros expertos locales. “Ya estamos ready con los afiches promocionales, que muestran prominentemente el logo de la compañía en quien hemos delegado la fabricación del aparato. ¡Vamos a decir que el iPhone 3K-Rajos va a estar como para chuparse los dedos!”, concluyó mientras saboreaba un delicioso pedazo de pizza SmokeHouse Bacon and Ham de Papa John’s.


Imagen promocional del nuevo iPhone 3K-Rajos, fabricado localmente por Papa John’s; no se ofreció información sobre si la oferta de llamadas ilimitadas incluye palitroques

Por su parte, el Presidente del Grupo de Usuarios de Macintosh (MUG, por sus tan apropiadas siglas en ese otro idioma) local, Manuel Pérez, se expresó emocionado con el anuncio: “¡Ésta es la noticia más importante en la historia de Puerto Rico, sin duda alguna! ¡Al fin nuestros reclamos han sido escuchados! ¡Es como si los hubiésemos hecho a través de un iPhone!”, comentó Pérez, fanático de Apple y miembro de ciento cincuenta y cuatro grupos de usuarios de Macintosh en todo el mundo. Pérez opinó que el anuncio sin duda se da en respuesta a la inmensa presión que ejercieron los treinta y siete usuarios locales de productos Apple: “Como siempre dijimos en cuanto foro nos metíamos, el mercado de Puerto Rico es sumamente importante para Apple. ¡Les garantizo que en los primero veinte minutos se van a vender al menos treinta y siete unidades en Puerto Rico, y eso tiene que estar cerca de ser un récord!”, alegó Pérez con lágrimas en los ojos.


Un representante de AT&T habla con su chilla por su BlackBerry Curve, como parte del riguroso entrenamiento como preparación al lanzamiento del iPhone 3K-Rajos. Se espera que después de las 9:20 AM la fila luzca tan larga e interminable como en la foto

El también usuario de una PDA Newton minimizó la importancia de que el iPhone 3K-Rajos esté hecho de cartón y que su cordel de comunicación sea de menos de diez pies de largo, añadiendo que los usuarios locales realmente no necesitan toda la funcionalidad del modelo regular: “Yo sé que algunos de los features del iPhone regular impresionan, especialmente cuando los ves en los comerciales. Pero de verdad, si tú crees que aquí podrás buscar un restaurant de mariscos mientras ves ‘Pirates of the Caribbean’, pues tengo un contratito de dos años con un plan de voz y data ilimitado que venderte por $129.99“, dijo Pérez, refiriéndose a los asequibles y razonables planes disponibles para accesar la seguramente completa guía de comercios locales que utilizará el iPhone.

No se ofreció información sobre la extraña condición que causa que los fanáticos de Apple critiquen los altos precios del BlackBerry Bold, pero sin embargo estén dispuestos a viajar a Florida a comprar y activar un iPhone 3G de 16GB por $299, más pasaje ida y vuelta, más plan de llamadas de $130 mensuales por dos años como mínimo, todo con un código de área de ese estado que hace que todas las llamadas recibidas sean de larga distancia. Sin embargo, expertos opinaron que todo este descabellado esfuerzo vale la pena, porque el Samsung Instinct es feo.