San Juan, Puerto Rico – Plaza Las Américas, el centro comercial más grande del Caribe, anunció esta semana un plan de reformas que lo convertirá en la primera “burbuja comercial” en el Caribe. El plan prevé la ampliación de los servicios ofrecidos dentro de dicho centro comercial tal de atraer más clientes y maximizar el tiempo que éstos pasan dentro de “Plaza”. Entre los planes se encuentra la apertura de diferentes servicios (por ejemplo un museo, un motel, una clínica de aborto, y un putero, entre otros) concebidos con el propósito de que los clientes de Plaza no tengan que ir a ningún otro lado para satisfacer todas sus necesidades.

“Una persona puede actualmente ir a Plaza Las Américas y hacer una prueba de sangre en ayuna, inmediatamente desayunar, continuar con una visita al dentista para limpiarse los dientes, realizar compras navideñas, almorzar en uno de los muchísimos restaurantes, ver una película en la tanda de matiné, cenar en otro de los innumerables restaurantes, e ir al supermercado… todo antes de regresar a su hogar,” explicó Jaime Fonalledas, hijo. Junior, como se hace llamar, habló ante la prensa en representación de Empresas Fonalledas, dueños de dicho edificio: “Sin embargo, para echarse un polvo con la chilla o ponerle par de billetitos en un gistro a una stripper tetona, nuestros clientes tienen que salir fuera de nuestro centro comercial, y ése es el tipo de situación que pretendemos remediar con esta ampliación de servicios que estamos planificando”.


Cualquier semejanza entre la Torre de Plaza Las Américas y el “Death Star” de las películas “Star Wars” es pura casualidad

El primer pasó será la construcción de una estación para una nueva línea del Tren Urbano, financiada exclusivamente por entidades privadas, la cual llevará personas “desde los cuatro puntos cardinales hasta las puertas de nuestro imperio,” explicó Junior. El plan revela además la inclusión de varios nuevos servicios que actualmente no están disponibles en el centro comercial. La semana pasada se inauguró el primero, cuando el Museo de Ponce trasladó sus operaciones al tercer piso de Plaza Las Américas debido a la remodelación del edificio que alberga el museo actualmente. Agustín Artuga, director del MAP, indicó que la primera exhibición del MAP@Plaza, como ha sido denominado el espacio, consta de 74 obras del famoso escultor Auguste Rodin y “tres esculturas de pelagatos boricuas”. “Queremos llegar a la gente,” explicó Artuga. “Esto nos da una oportunidad única para acercar el arte a donde está la gente, para estar más cerca del pueblo, el cual desfallece con un deseo ardiente de ver diferentes tipos de expresión de las artes plásticas… y todos sabemos que al shopping vienen más personas que a la playa. De hecho, consideramos incluso hacer un MAP@Boquerón, pero nuestros expertos nos aseguran que las esculturas se damnificarían por culpa de la erosión a causa del salitre y por los pillos de playa”.

Además del museo, otros nuevos servicios incluyen: el traslado del Anfiteatro Tito Puente al techo de uno de los estacionamientos multipisos, tal de albergar conciertos; una clínica de metadona, idea que pertenece y será administrada por el rapero Vico-C, llamada “La Clínica de Metadona Encuentra-Jehová” (en honor al nombre del producto que Vico-C sigue mercadeando); una oficina de colecturía; y, por supuesto, un putero (Fonalledas explicó que anda en conversaciones con los antiguos dueños del Black Angus para liderar esa parte del proyecto). Finalmente, esperan obtener permiso del gobierno para realizar pruebas de licencia de conducir en el estacionamiento del centro comercial, para operar un jardín infantil y para abrir un recinto de la Universidad de Puerto Rico. “La idea sería que la persona pueda pasar el día entero en Plaza. Y, de hecho, una vez tengamos el primer hotel y primer motel, no tendrían razón para salir: si la preñas en el motel… ¡abortas en la clínica!”, indicó Junior con la mirada diabólica que heredó de su padre.


Una típica parranda dentro de Plaza las Américas, que séra cada año más común según la gente pase más y más tiempo en el centro comercial

En adición a Vico-C, otros raperos que se vieron beneficiados lo fueron Wilmer Alicea y Samuel Genera, mejor conocidos como Baby Rasta y Gringo. Ante la nueva empresa de Plaza las Américas, Fonalledas quiso aprovecharse de la fama del reggaetón, y los invitó a formar parte de la nueva propaganda televisiva del centro comercial, grabando una nueva versión del jingle “Vamos Pa’ Plaza” titulado “Pai, Vamua Plaza, ¿Vite?”. “Cuando esculpimos por primera vez las notas de ese célebre himno”, explicó Gringo, “fue meramente una proeza burlesca. Jamás especulamos que posteriormente, y, para ser inexactos, una década después, éste nos rescataría de la indiferencia cultural, vivificaría nuestros fenecidos bríos artísticos, nos repatriaría hasta los pies de la musa llamada Fama, y nos obsequiaría una notoriedad y bienes pecuniarios que añorábamos con anhelo desde comienzos del naciente siglo,” expresó en su típica jerga reggaetonera.