Carolina, PR – El conocido rapero-profeta Vico-C ha anunciado un revolucionario producto, llamado el Encuentra Jehová: motivado por la facilidad que tiene el Salvador de escurrírsele de las manos a todos aquellos cantantes y miembros de la farándula que lo encuentran sólo para luego perderlo, Vico-C decidió que ya estaba bueno y que algo había que hacer al respecto.


El Encuentra-Jehová: no, nosotros tampoco entendemos exactamente cómo funciona, pero si se lo inventó Vico-C, ¿cuan complicado puede ser?

“Creo que lo encontré y lo perdí como tres veces en el ’92 nada más”, dice el rapero, sonriendo al lado de su altar a la Virgen de la Concepción. “Luego de estar varios años sumido en el mundo de la droga, encontré a Jehová y me convertí en uno de Sus seguidores”, explica. “Pero un día llegué a casa y no estaba donde creía haberlo puesto, así que me fumé un gallo para olvidarme de ese bad trip y antes de darme cuenta ya estaba pidiendo pesetas en las luces y vendiendo bolsas CREA. En realidad fue mi culpa: sólo se había caído entre los cojines del sofá. Pero decidí que ya estaba bueno: tenía que hacer algo para no volverlo a perder: es por eso que decidí inventar el Encuentra-Jehová. Todos aquéllos que Lo encuentren tienen rápido que pegarle el cosiaco éste y si se les pierde, le dan al botoncito éste y así lo encuentran. Ahora sí que no tengo excusa para ir buscando coca a Plaza Carolina”.


El rapero/filósofo Vico-C, meditando qué droga va a usar esta noche, a la izquierda; buscando a Jehová desconsoladamente, a la derecha

Son muchos los miembros de la farándula que se benefician de este curioso invento. Por ejemplo, Kobbo Santarrosa, titiritero/chismógrafo profesional, asegura que le tendrá mucho uso al Encuentra-Jehová: “Esta mañana me metí a darme una ducha y cuando salí ya Jehová no estaba en la mesita de noche donde lo había puesto”, dice atribulado, buscando una vena dónde inyectarse. “¿Cómo se supone que siga en Su sendero si no puedo descuidarme por cinco minutos sin que Se me pierda? Traté de ponerLe un collarcito de ésos para nenes pequeños, pero dice que Le aprieta y siempre Se lo quita. Ojalá que el invento de Vico-C bregue, porque si no, me temo que tendré que seguir haciendo de La Comay hasta que me jubile”.


La Comay, marioneta con la cual Kobbo Santarrosa satisface sus impulsos de cross-dresser

Otra cliente satisfecha del Encuentra-Jehová es la cantante/evangelizadora Yuri, que pasó de símbolo sexual con sus provocadores videos, a cantante cristiana casi desconocida. “Rapiditito que encontré al Padre Celestial le puse el Encuentra-Jehová y estoy requete contenta: es un invento muy chido y a todo dar. Ya que sé que tengo al Señor Jehová mi Dios Todopoderoso siempre al laditito mío, voy a dedicarme a re-escribir todas mis canciones pecaminosas con tema cristiano. Por ejemplo, mi canción Con El Apagón (Qué Cosas Suceden) se llamará Con Armaguedón (Qué Cosas Suceden); Todo Mi Corazón se llamará Toda Mi Salvación, y Detrás De Mi Ventana se llamará ¡Arrepiéntanse, Pecadores Herejes, O Se Quemarán En Las Brasas Del Infierno! Esa última es de mi álbum navideño, en ritmo de reguetón”, dijo píamente mientras se flajelaba con un rosario de espinas.


Yuri en concierto, asegurándole a los impíos entre su fanaticada que se asarán en las llamas del Infierno si no se arrepienten, y agradeciéndoles su presencia

El Encuentra-Jehová está a la venta por $19.95 en las cadenas Pitusa y Bible World.