Miami, Florida – A escasas horas del repentino fallecimiento de Adelfa Volpes, la octogenaria que el mes pasado se casó por amor con un joven de 24 años, la cadena Telemundo anunció ayer que aseguró los derechos de la historia al cerrar un acuerdo con el joven viudo, Reinaldo Waveqche, con miras de mejorar su programación llena de telenovelas cursis y programas amarillistas.

El joven viudo defendió su decisión de vender los derechos de la historia, diciendo que ésta era una forma de inmortalizar su amor. Añadió que fue una total casualidad que la muerte de Volpes se diera a escasos días de ésta haber modificado su testamento para hacer de Waveqche su único heredero. “Mi pobre Adelfita aparentemente estaba más delicada que lo que pensaba cuando le declaré mi amor hace dos meses. Definitivamente no esperábamos que se muriera tan rápido”, declaró en conferencia telefónica un resignado Waveqche desde el jacuzzi del hotel en que se hospeda en España. “Aún me parece verla saliendo de las azules y tibias aguas de las costas brasileiras cual si fuese Úrsula Andress y yo James Bond, con la flora y fauna silvestre como únicos y silentes testigos de nuestros encuentros febriles”, dijo el viudo, mientras varios de los presentes vomitaban sus almuerzos.


Doña Adelfa Volpes emerge de las cálidas aguas brasileiras cual si fuese una diosa de la belleza y del amor… ¡cielos!

Waveqche explicó que se decidió por la oferta de Telemundo porque el libreto que le enviaron de Univisión le resultó insultante. “Che, lo que me envió Univisión estaba plagado de errores y falsedades que ofenden la memoria de mi Adelfa. Por ejemplo, en esa historia el joven y perverso esposo echó cianuro en el jugo de naranja de su senil pero millonaria esposa. ¡Dejate de joder, boludo! En esos casos se usa arsénico, que causa arritmias cardíacas y no se detecta fácilmente en la autopsia”, exclamó airado ante la injusta tergiversación. “Además, en esa historia el joven seduce a la hija de la anciana, con la que se asocia para matarla y quedarse con su fortuna. ¡Eso es una falsedad total! ¡Adelfa lo que tenía era una sobrina!”, dictaminó.

Por su parte, Patricio Wills, presidente de Telemundo Television Studios, explicó que la movida se da como parte de una estrategia desarrollada por la cadena para mejorar la calidad de sus historias prescindiendo de libretistas y escritores. “La verdad es que tan pronto los clichés de telenovelas mexicanas se hicieron realidad este año, pos nos dimos cuenta de que necesitábamos refrescar nuestros ‘procesos creativos’, o como sea que se llamen”, dijo Wills. “Ya nuestra reserva de nombres pomposos pa’ los personajes se estaba agotando y pronto nos sería insuficiente con simplemente ponerle un título diferente a la novela y cambiar algunos de los actores. Ya algunos televidentes comenzaban a sospechar que vienen viendo la misma telenovela por los pasados 25 años. Pos no quedó otra, y ahí llevábamos un tiempo buscando una buena historia: creemos que la búsqueda ha terminado”.

Wills dijo que la empresa no escatimará en gastos para reclutar el mejor y más prestigioso talento internacional para actuar en el melodrama: “Para el papel de Adelfa estamos actualmente en conversaciones con el agente de la primera actriz argentina y ‘Novia de América’, Libertad Lamarque, quien se mostró bien intrigado con la propuesta”, confesó entusiasmado. Al recordársele que Lamarque falleció hace casi seis años, Wills se mostró sorprendido: “¿De verdad? ¡Wow! ¡A la verdad que no podríamos haber escrito esto mejor! ¡Alguien llame a Magaly Febles! ¡Necesitaremos que se encargue del peinado de Libertad!”


Libertad Lamarque, luciendo regia para el casting de la novela, luego de pasar por las virtuosas manos de Magaly Febles

Para que asumiera el rol del protagonista, los productores seleccionaron a Carlos Ponce, quien recibiera elogios de la crítica por su más reciente actuación en la telenovela Dame Chocolate: “La crítica ha sido unánime: Carlos ha dejado claramente demostrado que tiene casi tanto talento histriónico como el cadáver de Libertad Lamarque”, finalizó Wills.