Palacio de la Luz, La Ciudad Celestial – De acuerdo a lo publicado ayer por los dos rotativos principales de Puerto Rico, Primera Hora y El Nuevo Día, el Gobernador Aníbal Acevedo Vilá será retado por dos personas que aseguran han recibido un llamado de Dios. Aunque el Secretario General del PPD, Gerardo Cruz, trató de disuadir a uno de los individuos, Enrique Padilla, a no correr, diciéndole que “hay gastos económicos y unos endosos que hay que conseguir”, éste no se amedrentó y le dejó saber al secretario que “Dios iba a proveer”.

Esos otros periódicos sin embargo, no dieron la milla extra por ustedes. Tantas preguntas por contestar: ¿por qué Dios ha convocado a estas personas para forzar primarias? ¿Significa esto que Dios no está satisfecho con la labor de Aníbal? ¿Qué hizo Aníbal para sacar por el techo al Señor? ¿De qué partido es el Señor, entonces? ¿Es verdad que también es Republicano? ¿Cuál es el propósito de la vida? Es por eso que El Ñame se dirigió inmediatamente al Palacio de la Luz en la Ciudad Celestial para hacerLe directamente estas preguntas. La respuesta nos cogió un poco fuera de base.


Aparentemente El Señor tiene algo en contra de Aníbal Acevedo Vilá: ¿qué será?

“Ayyy ayayay, aquí vamos de nuevo… Sé que he dicho esto varias veces, pero para el beneficio de los que obviamente no estaban escuchando, aquí vamos… ¡Yo no me meto en sus vidas! ¡No me tienen que preguntar si quiero o no que hagan las cosas! ¿¡Qué me importa a mí quién es el Gobernador de Puerto Rico?! Si yo me la pasara diciéndole a ustedes qué hacer, qué pasaría, ¿qué les estaría quitando? Libre albedrío, ¿verdad? ¿Hellooo?”, dijo el Señor un tanto airado. Arriesgando la ira del Señor, nos aventuramos entonces a preguntar quién fue el que llamó a estas dos personas si no fue Él. Un poco más calmado nos contestó crípticamente que encontraríamos la respuesta en “un océano azul, infestado de tiburones”. Allá otra gente que después de años estudiando teología todavía tienen problemas interpretando Su palabra: obviamente se refería al océano de los ojos azules de Pedro Rosselló.


Ya saben chicas (y chicos: no discriminamos aquí), cuidaíto con perderse en ese océano de sus ojos azules: está lleno de tiburones, y no lo dijimos nosotros, lo dijo Papá Dios

“Eso es correcto, es Mi deseo que otras personas se lancen a retar a Aníbal Acevedo Vilá”, nos dijo Rosselló mientras lo entrevistábamos en la sede del PNP, mientras marcaba con bolígrafo números al azar en el directorio telefónico. “Y voy a seguir llamando por ahí pa’bajo. Si no le puedo ganar yo, me voy a encargar que le gane otro que obre en Mi nombre”. Le preguntamos al Doctor si no era un poco presuntuoso presentarse como Dios cuando hace un llamado a estas personas, a lo que respondió: “Ajá… a ti como que se te olvida que yo soy el Mesías, parte de la Santísima Trinidad, que es Padre, Hijo y Espíritu Santo simultánemente. Pues de una vez uso el título de Dios. Semantics, my dear boy… semantics“, finalizó.