Juana Díaz, PR – Tras la revelación de que el Rey Mago Gaspar ha estado cometiendo actos lascivos contra un niño de 13 años por los últimos cinco años, los niños de Juana Díaz están atemorizados de acostarse a dormir la noche del 5 de enero.


El Rey Gaspar, divisando un nene lindo sin supervisión en la distancia

“Cuando primero oí la noticia”, cuenta Jaimito Peláez, un niño juanadino de 11 años, “pensé que eran ‘actos lacitos’, como que él venía y te hacía lacitos en el pelo o algo así… y aunque me estuvo medio mariposón, no veía por qué mis papás estaban tan enfogonaos. Pero después mi tío Luis se dio dos o tres cervecitas y me explicó lo que eran ‘actos lascivos’ ¡y yo esa noche de víspera de Reyes duermo con un ojo abierto!” Por su parte, Tito Guitérrez, de 12 años, asegura: “Voy a poner una cuchilla en la caja de hierba, y si Gaspar se me pone fresco, le voy a dar un tajo”.


Jaimito Peláez, pensando cómo se va a tapar el rabo antes de acostarse a dormir

El Padre Eusabio Mora, párroco de la iglesia de Juana Díaz, insistió en que hay que desligar a Reynaldo Muñoz Arévalo, el hombre que se vestía del Rey Gaspar, de la figura bíblica. “Jelou, este señor no es el Rey Gaspar, es sólo alguien que se viste como él en las tradicionales fiestas de Juana Díaz, al igual que los que se visten de Melchor y Baltasar”, comentario que causó que cientos de niños desilusionados comenzaran a llorar, entendiendo al fin el engaño del cual habían sido víctimas por años.