San Juan, Puerto Rico – El gobernador de Puerto Rico, Ricky Rosselló, recibió con gran beneplácito la noticia de que la Junta de Control Fiscal recomendó quitarle poderes discrecionales para remover miembros de juntas de gobierno. De esta forma, el gobernador tiene una responsabilidad menos, y con suerte, no tendrá nada más que el título de gobernador con todos los beneficios y ninguna de las responsabilidades.

Caricatura de Ricky Rosselló hecha por LUY

¿Qué exactamente es lo que compone este muchachito? [Imagen cortesía de LUY]

“Ay, no… no me quiten otra responsabilidad. Es un ultraje”, imploró jovialmente el gobernador, con una sonrisa que se quedó con el cuarto. “Es realmente lamentable que de ahora en adelante lo que suceda en cualquier corporación ya no sea mi culpa. O sea, si no puedo remover a nadie para poner a las personas que según mi muy buen juicio, están más capacitadas… pues ya no es mi problema. Y como esto de echarle la culpa de todo a la Junta es nuestra política pública oficial: ¡pues perfecto!”, exclamó.

El gobernador se expresó confiado de que su plan de no mandar un carajo en Puerto Rico mientras guisa como gobernador estará completado justo a tiempo para las próximas elecciones.