San Juan, Puerto Rico – Las autoridades le pusieron ayer los grilletes al expresidente de la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, marcando otro triste momento cuando la justicia le mete las manos a otro político completamente inocente. Es claro que Perelló es inocente porque él mismo, como todo otro político, lo ha estado diciendo desde el primer día.

Tanto inocente de esos partidos presos, ¿verdad?

“Mi inocencia se probará en corte. Lo he dicho desde el principio y se probará que todo esto es una persecución política de elementos del gobierno”, explicó Perelló, con la misma excusa que han dado todos los políticos presos, con la excepción de Aníbal Acevedo Vilá. “Ya verán cómo se prueba en corte que todos mis lazos con Anaudi Hernández eran completamente inocentes y que él traicionó mi confianza”, aseguró, como han asegurado muchos.

Por otro lado, se reportó que el presidente del PPD, como en todas las ocasiones anteriores, está en shock –¡en shock!– de que hay corrupción en su partido.