San Juan, Puerto Rico – La semana pasada, el Campamento Contra La Junta atrajo la atención de la Real Academia Española, luego de que en un comunicado explicando su protesta contra la presencia de la jueza Sonia Sotomayor en la Isla se refirieran su visita como una mal pensada promoción del “fracasado sueño americano” y el “Echarpalantismo”. La Academia quedó tan fascinada con esta última palabra que está decidida a definirla propiamente e introducirla al vernáculo.

Bandera de España

Entre joyas como ‘cacos’, ‘yales’, ‘Ay, bendito’ y ahora ‘echarpalantismo’ no les va a quedar más remedio que integrarnos de nuevo a la nación española. [Imagen suministrada]

“¡No estamos claros sobre qué significa, pero esta palabra hay que integrarla al vernáculo, tío!”, declaró José Mateo Girafanes De Los Pinos, director del Departamento De Añadir Palabras y Cambiar Las Reglas De Puntuación Cuando Nos Salga De Los Cojones de la Real Academia Española. “Para entender su significado, debemos comprender el contexto completo. Veamos”.

Este comenzó comentando sobre la primera parte del comunicado, que reza: “Sonia Sotomayor participa de un evento en donde, junto a otras mujeres puertorriqueñas que han logrado el éxito en estos tiempos de crisis, compartirá su historia de ‘superación'”. “Noten el uso de comillas para la palabra superación y el señalamiento a que ella es una de varias mujeres que se han superado en un tiempo de crisis. Creo que eso refleja algún tipo de resentimiento contra la jueza y otras mujeres que parecen haberse superado en tiempos difíciles y una completa desvalorización de la distinguida carrera de la latina más importante de los Estados Unidos. Esto es un buen preámbulo para la definición de la palabra”.

Sobre el siguiente párrafo que reza: “Entendemos que la presencia de la jueza en estos actos de propaganda, en donde se insiste en promover el fracasado sueño americano y el ‘echarpalantismo’, así como su exaltación, definiendo el éxito desde los intereses del poder que nos reprimen, son perjudiciales para nuestro pueblo y contrarios al ejemplo que se le debe dar a todos y todas los puertorriqueños y puertorriqueñas”. Este explicó: “Para entender la palabra, hay que entender el coloquialismo puertorriqueño de ‘echar pa’lante’, que significa fajarse trabajando para superarse. En el contexto de la oración pasada, es claro que, por consideraciones políticas, hay un resentimiento de los redactores con la promoción de una jueza de descendencia puertorriqueña que salió del Bronx y metió mano toda su carrera para volverse la primera jueza latina de la Corte Suprema. La palabra es usada en un contexto negativo y creo que tenemos suficiente para su definición final”.

Al preguntarle si este estaba listo entonces para darla, respondió en la afirmativa: “Echarpalantismo: Término despectivo que un tirapiedras profesional usa cuando ve que alguien que no le haya traído una medalla olímpica a Puerto Rico echó pa’lante y llegó a la cúspide de su profesión o vocación mientras el increpador, que no tiene ni puta idea de lo que costó llegar a esa posición, desprecia este logro por razones políticas y se ahoga en su propia bilis.”