San Juan, Puerto Rico – Horas antes de que el gobierno de Puerto Rico finalmente lo encontara, el Centro de Control de Enfermedades (CDC en inglés) trajo a Puerto Rico un cargamento del controversial veneno Naled y cuando el gobierno exigió que le dijeran dónde estaba, estos se limitaron a decir “Lero leeeeero, no les vamos a deciiiiiir”.

Entrada del CDC

Desde que nos espetaron la junta, hasta la CDC está pavoneándose por ahí como dueña del sitio. [Imagen suministrada]

“¿A que no sabes dónde la puse? ¿A que no sabes? ¡No te voy a decir! ¡No te voy a deciiiiir!”, sonsoneó Marcos Juarbe, representante de la CDC en la Isla. “¿Quieres que te diga? ¿Quieres que te diga? ¡Pues hazte estado primero! ¡O quéjate con la junta! ¡Lero leeeeero bandoleeeeero!”, se mofó.

“¿Mira, pero qué haces ahí? ¿Qué haces ahí? ¡Pero mira pa’llá!”, berrinchó Juarbe cuando un sagaz oficial del gobierno se metía en el furgón donde se encontraba el cargamento de Naled. “¡No! ¡Nooooooo! ¡Ay, a ustedes no les gusta jugar!”, se lamentó al darse cuenta que le encontraron el Naled escondí’o.

Se reportó que el próximo juego que jugará el CDC es “encuentren el larvacida” y “encuentren la vacuna”.