San Juan, Puerto Rico – Esta semana, varios líderes políticos se desbordaron ofreciendo respuestas obvias y no específicas a la terrible crisis fiscal que azota a Puerto Rico. Desde los políticos en el poder que dicen tener soluciones OB-vias que luego por alguna razón no implementan, hasta los que desde las gradas sugieren cosas OB-vias que hay que hacer sin decir cómo lograrlo, la semana no desilusionó proveyendo una diarrea de tales propuestas.

¡Qué se haría Puerto Rico sin estos patriotas!

“Lo que hay que hacer es propulsar la economía y darle trabajo a la gente”, afirmó el candidato no candidato, Ricky Rosselló. “Porque cuando la economía está buena hay trabajo y cuando hay trabajo la gente es feliz. Yo haría eso si algún día fuera gobernador, cargo para el cual no estoy corriendo porque yo soy un humilde ciudadano común que hace campaña sin estar en campaña”, aseguró.

“¡Y no se te olvide envolver al gobierno federal de alguna forma no determinada!”, exclamó el pasado presidente del senado, Tomás Rivera Schatz. “Podría ser que la Reserva Federal se envuelva de alguna forma o que nos pasen alguna ley que nos deje hacer algo. La cuestión es que no podemos salir de esto sin los federales”, recalcó.

Finalmente, el gobernador Alejandro García Padilla recordó que él resolverá la crisis sin botar un solo empleado público y que le hará frente a los bonistas mala fe que quieren destruir a Puerto Rico sin especificar cómo ni quiénes son.