San Juan, Puerto RicoDespués de más de 53 años en la televisión hispana, el programa de variedades “Sábado Gigante” dejará de transmitirse en septiembre de este año. Esta merma de entretenimiento apto para todas las edades ha causado que miles de abuelos se pregunten qué rayos harán ahora para matar el tiempo los sábados por la noche.

“Sábado Gigante” ha sido el programa de variedades más popular de la Cadena Univisión por décadas, y su anunciador, Don Francisco, ha deleitado a nuestros abuelos durante todo ese tiempo con diferentes secciones: La Cámara Viajera; El Chacal de la Trompeta; y Veamos a Qué Modelo Don Francisco Manosea Hoy. El presentador chileno (cuyo nombre real es Mario Kreutzberger y no –qué sé yo– FRANCISCO Kreutzberger) seguirá por el momento trabajando en distintos proyectos de Univisión –una labor que el indefatigable animador seguramente continuará de manera espectral incluso después de su muerte.

El animador de Sábado Gigante, Mario Kreutzberger, aka Don Francisco

He aquí a Mario Luis Kreutzberger Blumenfeld, o como se le conoce porque ya nada en este mundo tiene sentido, “Don Francisco” [Imagen suministrada]

Por su parte, personas de edad avanzada alrededor de todas las Américas lamentaron la partida del popular programa. “¿Qué se supone que haga yo ahora durante esas tres horas los sábados?”, se preguntó tristemente Doña Gumersinda López. “Ya en la televisión no hay nada que ver, y los sábados, menos. ¿Tendré entonces que aprender a hacer crucigramas, a tejer, o a hacer manualidades, y convertirme así oficialmente en mi abuela? ¡Llévame contigo a donde sea que te vayas, Don Francisco, aunque sea a hacer anuncios de Depends!”. El señor Erácleo Rodríguez igualmente se quejó de la cancelación de su programa favorito: “Esto dejará un hoyo inmenso en mi semana. O sea: mis hijos y mis nietos nunca llaman; mis amigos están to’s enfermos y no salen de sus casas; y las películas de hoy día son to’as unas porquerías. ¿Cómo pasaré yo ahora mis tardes sabatinas, entonces? ¿Hablando con mi esposa de 50 años? ¡Pa’ eso que me cancelen a mí también en septiembre!”.

Un viejo viendo televisión

“Hablé con mi mujer cuando estábamos recién casados, y nunca volveré a cometer el mismo error”, prometió Don Erácleo, mientras su esposa indicaba su asentimiento con la cabeza [Imagen suministrada]

En respuesta a las lamentaciones de su audiencia, Don Francisco confesó: “Sé que será una transición difícil para muchos, y es claramente una sensación agridulce para mí saber que en apenas unos meses ya no habrá más ‘Sábado Gigante’… pero todo ser humano tiene su límite a la hora de cantar los mismos estribillos totones con el público y fingir deleite a la hora de hablar con nuestra audiencia, y yo llegué al mío hacer par de años. ¡Solo denle gracias a Dios que nunca presenciaron un asesinato seguido de un suicidio en plena transmisión del programa!”.