Fajardo, Puerto Rico – Se reporta que la bahía bioluminiscente de Fajardo, una de las pocas en el mundo entero, ha dejado de resplandecer desde ya más de una semana. Inicialmente se sospechó que la pérdida de fosforescencia podía deberse a los desechos de una estación de bombeo de la Autoridad de Acueductos y Alcantarillados (AAA). Sin embargo, un análisis más exhaustivo del fenómeno demostró que las aguas de la bahía dejaron de brillar “como simple reflejo metafórico del oscuro porvenir de Puerto Rico”.

Manglar con agua turbia

El único resplandor que se ve hoy día en la bahía de Fajardo es el reflejo del cielo [Imagen suministrada]

Laguna Grande, como se le conoce a este singular cuerpo de agua en el municipio de Fajardo, usualmente manifiesta una brillantez provista por unos organismos microscópicos llamados “dinoflagelados” (cuyo nombre evoca enormes animales prehistóricos que se autocastigan con látigos). La bahía, empero, últimamente ha comenzado a reflejar la situación social de Puerto Rico perdiendo el lustre, viniéndose a menos, y en general siendo solo una versión desmejorada de lo que un día fue. Los biólogos no saben exactamente qué motivó a las diminutas criaturas a “estar tan apagadas como las posibilidades de Puerto Rico de echar pa’lante”; sin embargo, todos están de acuerdo que “esos dinoflagelados deben haberse metido a poetas o algo así, porque esa desalentadora metáfora les quedó de show“.

Imagen de microscopio de un dinoflagelado

Así como lo ves, este dinoflagelado es un bardo con un envidiable dominio de la imaginería lírica [Imagen suministrada]

Por su parte, el alcalde de Fajardo ha comenzado sigilosamente a lanzar glowsticks dentro de las aguas de la bahía para intentar recrear la fosforescencia de antaño y poder así engatusar a los turistas visitantes quienes, de otro modo, no irían a ese pueblo ni a buscar billetes. Esto, según los biólogos que estudiaron el fenómeno, solo alimenta la poesía de la situación, “porque si hay algo más certero que el hecho de que el porvenir de la Isla se hace cada día más opaco, es que quienes están al poder intentarán todas las artimañas a su alcance para hacerle creer a la gente que todo está bien y que aquí no ha pasado nada”.