Carolina, Puerto Rico – El merenguero y onanista amnésico Elvis Crespo protagonizó un embarazoso altercado la semana pasada en la barra Made in Puerto Rico. Se reporta que Crespo, bajo los efectos del alcohol, se propasó con el gerente del local y este le dio un puño, causando que el cantante se defecara encima. Gracias a la fama que este suceso le ha generado al merenguero, este ha sido contratado para ser el portavoz de la marca de pañales para adultos “Depend® para Borrachones”.

Pañales "Depend® para Borrachones"

Elvis Crespo podrá ahora darle rienda suelta a sus intestinos mientras bebe como le dé gusto y gana

Alexander De Jesús Díaz, gerente de la barra “Made in Puerto Rico”, contó cómo Elvis Crespo, “con una jumeta de los mil demonios”, entró al local en entradas horas de la madrugada y exigió que le siguieran dando licor. En su estado de embriaguez, Crespo alegadamente llamó “maricón” al gerente del local y acto seguido intentó besarlo (quizás por razones que solo la homofobia internalizada podría intentar explicar). Para continuar el confuso incidente, el cantante le dio a De Jesús un puño en la nariz, y cuando el gerente lo agredió de vuelta, Crespo se evacuó encima, encarnando así la frase “lo hicieron mierda”.

Elvis Crespo en tarima haciendo una mueca

No queremos ni pensar por qué Elvis Crespo está poniendo esa cara

Jeffrey Styles, gerente local de la marca de pañales para adultos Depend®, rápidamente se comunicó con los manejadores del merenguero para que este sea el representante de su nueva línea “Depend® para Borrachones”. “¡Esto nos cayó del cielo!”, exclamó Styles con júbilo. “Nuestra compañía buscaba cómo enfatizar la necesidad de usar pañales que tienen las personas que beben tanto que pierden el control de sus intestinos. ¿Qué mejor ejemplo de eso que alguien quien, luego de una noche de bebelata y peleítas mongas, literalmente se cagó encima? El papelón du jour de Elvis Crespo nos probó que él es la persona idónea para representar nuestra marca (nuestra única otra opción era Gérard Depardieu, ¡pero hoy día ese don tiene aún menos carrera que Elvis Crespo!)”.

Por su parte, el merenguero parece haber aceptado de buen grado ser la cara pública de la incontinencia pugilística: no solo aceptó la oferta de Styles, sino que también expresó, desde la tarima de las fiestas patronales de Hatillo, que “si no me muevo mucho es porque tengo el Pamper® puesto“. “Yo sé que tengo un problema, y no me da pachó admitirlo”, explicó Crespo sin rubor. “Soy consciente que tengo una tendencia de hacer cosas sumamente vergonzosas en público — ¡cuando solo debería hacerlas en privado!”.


¿Quién hubiera dicho que este jovencito con cara de que no rompe ni un plato se hubiera dedicado durante los últimos años a romper platos a diestra y sinistra?

“Aunque apreciamos que Elvis Crespo esté tomando en serio su nuevo rol como portavoz de la necesidad de los borrachones empedernidos de usar protección contra ‘accidentes'”, comentó Styles intentando contener su ira, “¡esperamos que en una futura ocasión recuerde de mencionar la marca de pañales correcta!”.