San Juan, Puerto RicoLa imputación levantada contra Alberto Escudero Morales, el nuevo director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), de que este robó electricidad solo le comprobó a la junta administrativa de la AEE que él es la persona indicada para el puesto.

Esta foto de archivo NO es de Alberto Escudero Morales, pero francamente no creemos que dure mucho en su puesto, así que, ¿para qué molestarnos en conseguir una foto de él?

El presunto robo de luz fue traído a colación por los senadores populares Jorge Suárez y Cirilo Tirado, quienes aseguran que Escudero Morales tenía un contador de electricidad manipulado que marcaba un uso de electricidad menor al actual. Por este delito la AEE lo multó en el 2006 por una suma de $1,651, lo que hoy día correspondería a escasamente dos meses y medio de factura de luz. “Se nos hace casi imposible creer que entre todos los posibles candidatos al puesto de Director Ejecutivo de la AEE escogieran a alguien que fue multado por robo de luz“, aseguró el senador Tirado con incredulidad. “¡Aunque quizás es refrescante tener un jefe de agencia que violó la confianza del Pueblo antes de juramentar a su cargo!”.

Este es el pillo de luz en cuestión (¡el aparato, claro está, no la persona!)

Sin embargo, para la Junta de Gobierno de la AEE, las imputaciones solo demuestran una cosa: que Alberto Escudero Morales es la persona indicada para liderear dicha agencia. “¡Creo que la pegamos, chicos!”, exclamó jubilosa Marimar Pérez Riera, presidenta de la junta, mientras ella y los otros miembros se daban high-fives celebratorios alrededor de la mesa. “En otras ocasiones perdíamos semanas y meses deliberando para encontrar la ‘persona idónea’ para estar a cargo de la agencia, y agonizábamos la decisión como si fuera algo importante. Usábamos cualificaciones arbitrarias como ‘entereza personal’, ‘competencia profesional’ y ‘adhesión a las leyes’ para encontrar al ‘candidato perfecto’ — ¡como si existiera tal cosa! Con Escudero Morales de entrada sabemos a qué atenernos, así que ya no estaremos esperando a ver qué trapo sucio inevitablemente le iban a encontrar. ¡De nada, Puerto Rico!”.

Estamos obligados por contrato a poner esta imagen en todas nuestras historias sobre la AEE

Por su parte, el nuevo (aunque quizás efímero) director ejecutivo de la AEE, nombrado escasamente el viernes pasado, se defendió alegando que él no residía en la propiedad donde se imputa el robo de energía, aunque no quedó claro cómo entonces lo llegaron a multar por $1,651. Igualmente amonestó a los senadores populares por traer a colación esta información ahora que está a cargo de la AEE y no durante los 15 meses que fue director de la Autoridad de los Puertos. “¿Qué lógica tiene que estén investigando mis hurtos de luz eléctrica al momento en que van a ponerme a cargo de la agencia cuyos servicios me robé? … ¡Digo, alegadamente!”, se autocorrigió Escudero Morales rápidamente. “¡A mí, esto me güele a trampa política! Además, creo que los políticos puertorriqueños tenemos que tener un poco de cortesía profesional entre nosotros: si van a sacarme trapitos sucios… ¡al menos que no sean tan mala fe y esperen a que me ponga cómodo en la oficina y todo eso, ¿vite?!”.