Canóvanas, Puerto RicoJosé “Chemo” Soto, actual alcalde de Canóvanas, aseguró que la autobiografía de Ricky Martin “promueve la mariconería”. Como prueba fehaciente de dicha aseveración, Soto confesó que “de sólo leer par de pasajes, he decidido cambiarme de bando y comenzar a devorar machos a la mayor brevedad posible”.


Chemo Soto, demostrando por qué es importante adoptar un régimen estricto de crema humectante

Chemo Soto, conocido no sólo por sus sagaces y profundos comentarios sobre la sexualidad humana sino también por intentar cazar el Chupacabras en los montes canovanenses, originalmente indicó que a su parecer el libro de Ricky Martin (titulado simplemente “Yo” — seguramente porque quería ser la enésima autobiografía en el mundo con ese título) promovía la homosexualidad porque cuando alguien tan querido como Ricky hace esas expresiones “va a confundir a muchas personas”. Al indagársele a quién podría “confundir” un libro que simplemente trate el tema de la homosexualidad, Soto exclamó: “¡Pues a mí! ¡Antes yo cogía pa’l monte para caerle encima al Chupacabras, pero ahora lo hago a ver si algún macho me cae encima a mí!”.


Ricky Martin, “confundiendo” a medio mundo por el mero hecho de que le gustan los tipos

“Como dije anteriormente”, explicó doctamente el alcalde, “los adolescentes pasan por una etapa de identificación durante la cual son susceptibles a convertirse en farifos tragasables a la menor provocación. Afortunadamente, durante mis años de mocedad la homosexualidad no se discutía, o si se discutía era sólo para darle una catimba a alguien que se viera medio mariposón: ¡tú sabes, como Dios manda! Yo recuerdo claramente cuando tenía doce años el día en que tomé la decisión consciente de que me gustaran las mujeres: claro, pude haber escogido que me gustaran los hombres, pero me pareció muy complicado y pecaminoso, así que elegí la heterosexualidad. ¡Total, para que ahora viniera este macharrán lleno de tatuajes y con sonrisa de diablillo y me hiciera flaquear despúes de viejo!”, se lamentó Soto mientras ojeaba un catálogo de Abercrombie & Fitch con los ojos desorbitados.


Chemo Soto ya no ve “El Bombón de la Semana”, sino que rebusca los catálogos de Abercrombie & Fitch

Soto instó a todo hombre que no quiera de repente comenzar a “patear con la zurda” a que se aleje de la autobiografía de Ricky Martin. “Leer sobre lo mucho que sufrió Ricky por culpa de las actitudes homofóbicas de nuestra sociedad es el mejor aliciente para escoger ese estilo de vida”, aseguró el alcalde / afamado hombre de acción. “De sólo leer par de párrafos sobre las penas de Ricky y la crisis de identidad que vivió por gran parte de su vida, ya me dieron ganas de coger pa’ una discoteca que toque música house a todo volumen y bailar desenfrenadamente rodeado por machos suda’os y espechuga’os. Y si me disculpan, acabo de acordarme que tenía un compromiso previo”, se interrumpió Soto mientras sacaba de su armario un muscle shirt negro bien ceñido.


Chemo Soto, saludando y diciendo “Heeeeeeeey” al frente de su casa alcaldía rosita: ‘nuff said!