Carolina, Puerto Rico – Tras la racha de velorios en Puerto Rico donde el finado ha sido velado en posiciones poco usuales (primero parado, y luego sentado en una motora), una familia decidió seguir la moda pidiendo que se velara a su difunto hijo acostado, representando su posición favorita en vida.

“Queremos velar a Junito en la posición en que más lo veíamos: acostado y no haciendo tres carajos”, explicó la madre del “Muerto Acosta’o”, María Martínez. “Nos inspiramos en esas otras familias puertorriqueñas que pidieron que embalsamaran a sus hijos en poses que reflejaran cómo lucían ellos en vida, y ciertamente tira’o en el sofá sin hacer nada es la mejor manera de rememorar a Junito”. El joven que pasó a mejor vida (¡aunque aparentemente su vida terrenal fue bastante buena!) tuvo varios trabajos durantes sus cortos 25 años: técnico de servicio en la Telefónica; trabajador de ventanilla en una oficina de Colecturía; y de asistente en una sucursal del Departamento de Transportación y Obras Públicas: “¡Sería bastante certero decir que este bambalán no dio un tajo en toda su vida!”, exclamó Miguel Martínez, su padre.


Junito en vida… o en muerte, no estamos seguros

El Sr. Martínez contó cómo luego de pasar par de años brincando entre una oficina gubernamental y otra, Junito se reportó al Fondo del Seguro del Estado por tener “dolor crónico del dedo índice” (causado por marcar demasiados números telefónicos en sus distintos trabajos de oficina), y por ende pasó los últimos años de su vida tirado en un sofá o en su cama, “durmiendo, jugando PlayStation, o intentando tenazmente de preñar a la mitad de las muchachas del vecindario… ¡aunque afortunadamente ni pa’ eso era bueno!”. El finado será velado en su casa, con su cadáver postrado en el sofá de la sala y con un control de PlayStation en su mano derecha y su mano izquierda metida en una bolsa de Cheetos. “Y por eso de completar el cuadro, tratamos de convencer a una de sus jevas a que posara acostada a su lado”, aseguró el padre, “pero por alguna razón ninguna accedió a hacerlo”.


El Muerto En Motora: la nueva adición al libro de la cafrería boricua [Foto de Vocero.com]

Por su parte, los padres del muchacho que fue velado en motora tildaron a los padres de Junito de ser “unos sucios copiones que lo que están tratando es de steal our thunder: ¿cómo se atreven ellos a ser tan cafres y abaratar el duelo de nuestra familia velando a su hijo en una manera tan sensacionalista y chabacana?”.