Guaynabo, Puerto Rico – La tienda Party City, localizada en los predios del centro comercial San Patricio Plaza en Guaynabo, anunció vía comunicado de prensa que sus ventas han subido como cohete al cielo gracias al novel juego de entretenimiento para cumpleaños “Pin the Bling on the Caco“, basado en la más reciente celebridad urbana, el Muerto Para’o, el joven que pidió que su cuerpo fuera expuesto parado en su velorio luego de su fallecimiento.

“Él es un gran modelo a seguir para los niños de Puerto Rico, y qué mejor manera de enseñar eso que teniéndolo en tu propio cumpleaños”, aseveró Raúl García, gerente de ventas de Party City. “Nuestro juego ‘Pin the Bling on the Caco‘ surge de ese gran juego norteamericano ‘Pin the Tail on the Donkey‘ el cual ya no vendemos por sus connotaciones homosexuales, pero me parece que le sirve de ejemplo a la juventud el mezclar la tradición americana con el arte post-moderno que quiso celebrar el Muerto Para’o.”

El jovencito Camilo Vázquez, de siete años de edad, fue uno de los afortunados en tener la figura del Muerto Para’o en su cumpleaños. “¡La pasamos brutal! A la verdad que el Muerto Para’o está bien chillin. Lo más gracioso fue cuando Juan no llegaba al cuello y le puso el bling-bling al caco entre las piernas”, rio el jovencito, refiriéndose a uno de sus compañeros de clase. “Ya yo le dije a Mami que cuando me muera quiero que me velen como al Muerto Para’o”, aseguró el cumpleañero, quien decidió que no sólo quería tener el juego del ya inmortal caco, sino los platitos, servilletas, y cadenas de bling-bling plástico también.


Así fue que quedó el bling de Juan entre las piernas del Muerto Para’o

“Para el tema del cumpleaños, Camilo estaba entre el Muerto Para’o o Dora the Explorer, pero nos decidimos por el primero porque entendemos que Dora da mal ejemplo al hablar en spanglish, mientras el Muerto Para’o educa sobre temas como la vida y la muerte”, argumentó la madre del niño, Elba Morales. “Aunque suene triste, en temas sobre la muerte los niños hoy día se pueden relacionar más con él que con el mismo Jesucristo”, opinó.

“Nos sentimos bien orgullosos de tener esta mercancía en nuestras tiendas, y que a la vez sea tan exitosa como para romper el récord que sosteníamos desde la época de Halloween,” dijo el gerente, quien aseguró que para octubre habrá un disfraz temático sobre el famoso caco y que éste tendrá un “look” brilloso para que parezca embalsamado. También auguró que, “aunque en un principio tuvimos problemas con ellas y tuvimos que descontinuarlas, en respuesta a todas las peticiones que hemos tenido pronto volverá la piñata del Muerto Para’o, la cual podrá colgar del techo para que los niños le peguen con un palo y así también aprendan sobre la cultura mexicana. En fin, el Muerto Para’o es tan educativo como una enciclopedia”. Al preguntarle que por qué habían descontinuado la piñata, el gerente dijo que hubo problemas con el mal uso de la piñata ya que eran más los adultos que compraban las piñatas para “torturar” los cacos que las que se vendían para los cumpleaños.


Pronto los niños no tendrán que conformarse con pegarle a insípidas piñatas de Spider-Man, sino que podrán jartar a palos a un Muerto Para’o