Río Piedras, Puerto Rico – Alentados por el éxito de la manifestación en que paralizaron varios banquitos del edificio de Ciencias Sociales y agitando pancartas que leían “¡El Paro Va!”, “¡U.P.R.: Patrimonio de Todos!”, y “¿Quórum? Whatever, dude!“, los 89 estudiantes que aprobaron tomar por asalto siete edificios del Recinto de Río Piedras de la U.P.R. anunciaron el comienzo inmediato de un paro indefinido en este campus universitario. Fuentes indicaron que la nueva manifestación de protesta servirá para que los estudiantes puedan continuar su lucha estudiantil “bebiendo como cosaco sediento” en las Justas de la Liga Atlética Interuniversitaria que comienzan esta semana.

Un grupo de valientes pupitres de la facultad de Ciencias Sociales impide el paso al tercer piso del edificio de la facultad. Los pupitres paralizaron toda actividad docente en ese piso por casi cinco minutos [Foto de Jeffrey Acevedo Gómez / Primera Hora]

“Este momento histórico requiere de nosotros los estudiantes un compromiso de militancia que conlleva el máximo sacrificio: ¡paralizar las clases indefinidamente para irnos pa’ las Justas a beber romo hasta que se nos queme la última neurona viva que tengamos!”, aseguró decidido Julio Albizu Pesquera, hijo, presidente del Consejo de Estudiantes, ante los vítores de varios manifestantes que ejecutaban exitosamente sus neuronas entre sorbos de Palo Viejo. “La verdad, estábamos preocupados porque pensábamos que no seríamos capaces de convocar un paro en tan poco tiempo para poder irnos pa’ las Justas. Pero luego de comprobar que una moción para paralizar siete edificios del recinto se puede aprobar con tan sólo 89 votos, quedamos convencidos: ¡el paro va!”, exclamó jubiloso Albizu Pesquera.

De acuerdo al líder, no comenzar la manifestación inmediatamente podría resultarle costoso al movimiento estudiantil puertorriqueño, y pondría en riesgo la continuidad de la ejemplarizante lucha por los derechos de los estudiantes: “Está claro que postergar el inicio de la manifestación sería costosísimo para nuestro movimiento: ¿acaso tú no has visto los especiales en cerveza que hay en todos los negocios de Mayagüez ahora mismo?”, preguntó Albizu Pesquera mientras mostraba un flyer del conocido centro de actividad intelectual mayagüezano, la barra El Garabato. “¡No, si lo dejamos para después de las Justas, las Medallas nos van a salir a $2.50 en lugar de a peso! ¡El paro tiene que darse ahora!”, exclamó el también estudiante de octavo año de la facultad de Estudios Eternos.

A la izquierda, El Sabor Que Nos Mueve™ a celebrar el paro durante la semana de las Justas de la LAI, en especial a $1; a la derecha, el mucho menos refrescante diesel que podrían conseguir por $1 después de las Justas

Albizu Pesquera rechazó que la aparente falta de apoyo estudiantil sirva de escollo al inicio del paro indefinido, y aseguró que es ínfima la probabilidad de que una mayoría de los estudiantes reunidos en asamblea convocada para esta mañana le voten en contra: “Estamos totalmente seguros de que los estudiantes no votarán en contra del paro, ¡porque no vamos a llevar a votación nada en la asamblea!”, explicó el presidente del Consejo. “Total, eso de citar asambleas está bien sobreestimado: ¿Acaso no viste como tres gatos pudieron pasarse por el forro cualquier disposición de quórum para aprobar la manifestación del lunes? Nosotros simplemente estamos llevando ese resultado al próximo paso lógico”, expresó Albizu Pesquera, quien añadió que de ahora en adelante se aprobará automáticamente cualquier moción que proponga manifestaciones de protesta, siempre y cuando cumplan con el propósito legítimo de suspender las clases en días en que haya quiz de pre-cálculo.

Luego de consultar su agenda de exámenes de pre-cálculo, una estudiante de Ciencias Sociales vota preventivamente a favor del paro indefinido

Por su parte, estudiantes de otras facultades del recinto riopedrense expresaron tener sentimientos encontrados con respecto a la propuesta de paro indefinido, aunque no cerraron del todo las puertas al diálogo: “Hablemos claro: que nos unamos o no a la manifestación depende del mensaje que nos traigan [los representantes estudiantiles]”, dijo Rafael Santiago Colón, estudiante del recinto. “Si el mensaje es que bebamos Medalla a peso, de seguro tendrá la aceptación unánime del estudiantado. Pero si vienen a promover que bebamos Schaefer, se pueden ir a cantar estribillos pa’ la glorieta de Humanidades”, sentenció con mirada severa y ojos enrojecidos, probablemente del coraje.

Aunque no se reveló de inmediato cuál será la duración de la manifestación, fuentes aseguran que el paro se extenderá hasta que los manifestantes recobren el conocimiento luego de la impresionante borrachera con la que defenderán los derechos de los estudiantes por todas las cunetas de Mayagüez.