San Juan, Puerto Rico – El Gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, anunció durante el día de ayer que estaría solicitando una reducción de 25% en el bono navideño de todos los empleados de las corporaciones públicas, porque notaba que quedaba un poquito de felicidad en el ambiente debido a la cercanía de las fiestas navideñas. “Fíjate, sucede que pasé el otro día por la oficina de la Oficina de Turismo, por eso de recordar los viejos tiempos en que fui su director, y como que vi a todo el mundo demasiado de sonriente. Al principio pensé que eran las sonrisitas plásticas típicas de cualquier persona trabajando en la industria turística, pero prontamente olí el inconfundible aroma de la felicidad… específicamente el aroma de las fiestas navideñas. ¡Todavía quedaba un poco de felicidad por ahí!”, nos relató el Gobernador. “En verdad, no podía creer que entre una economía tan descalabrada y los despidos, todavía la gente tuviera un motivo de estar contenta. OB-viamente no puedo cancelar las Navidades, porque eso sería un-American, pero sí les puedo quitar parte del bonito de Navidad que tanto esperan. ¡A ver qué tan felices son ahora cuando tengan que comer arroz con cornbeef en la cenita de Navidad en vez de lechón asa’o! ¡Buahahahaha!”, rio con preocupante satisfacción. “¿Qué? ¡Eso es lo que se buscan por estar tirándome huevos!”, finalizó.

¿Ustedes se creen que le pueden tirar huevos a Fortuño sin ninguna consecuencia? Si seguimos jodiéndolo, la próxima que va a hacer es que el 24 de diciembre sea el día de radicar planillas