Plaza Sésamo – Beto, el residente de Plaza Sésamo famoso por su relación un tanto ambigua con Enrique, explotó en una diatriba contra el senador del Partido Popular Democrático de Puerto Rico, Alejandro García Padilla. La furia de Beto se centra en el siguiente comentario del Senador, refiriéndose a las personas que él considera fueron responsables de forzar la salida de su hermano, Antonio García Padilla, como presidente de la Universidad de Puerto Rico: “Nosotros celebramos que la oposición a nuestro hermano fuera el hijo de Buzo (Gary Rodríguez), la hija de Romero (Melinda Romero) y un representante con nombre de Plaza Sésamo, Betito (Marques)”. Por nuestras madres, esto no es invento nuestro: eso fue lo que dijo.


Alejandro García Padilla: cuida’o con él porque si no te encuentra nada válido con que tirarte, te empieza a comparar con personajes de Plaza Sésamo. Ave María, si es que es igual de mierda que todos los demás en esa legislatura

“Bastantes problemas tengo con la gente cogiéndome en serio viviendo en un vecindario de marionetas… ¡Y ahora me involucran con el circo de la Legislatura de Puerto Rico! ¡Pero qué cojones! ¿Cuál es la pendejá’?”, dijo un iracundo Beto, mientras Enrique le sobaba el hombro tratando de calmarlo. “Voy a decir esto una sola vez: si se creen que me van a hacer como al pobrecito Milhouse de los Simpsons, que lo volvieron un personaje de la política puertorriqueña sin su consentimiento, se van a joder. Ustedes no saben con quién se están metiendo, ¿saben?”, dijo con mirada amenazante.


Alejandro, brother, tú no sabes con quién te estás metiendo. Deja la pendejá’… de verdad

“¡Seriamente, Alberto, si tienes que encontrar algo malo que decir de alguien, encuentra algo malo que esa persona haya dicho o hecho! O sea: ¿lo peor que tienes que decir de Gary Rodríguez es que es hijo de su papá? ¿Igual con Melinda? Mano, de verdad, eso te quedó bien mama’o”, continuó un iracundo Beto. “Pero botaste la bola conmigo… ¿Sabes? Como parece que el papá de Betito Marques no ha hecho nada malo antes para tratar de establecer culpabilidad por asociación, te pusiste graciosito a compararlo conmigo. ¿Cuál es el chiste? ¿Que soy una marioneta? ¡Explícamelo, porque no lo entiendo! Gottverdammt! Fick dich, Alejandro!“, gritó al tiempo que casi le metió una pescozá’ a Enrique que seguía dándole una sobadita en la espalda.

“Pero nada, ya que estamos en esa onda, pues chévere. Me parece gracioso que el mismito que se dejó cortar las bolas por un gobernador políticamente moribundo como Aníbal Acevedo Vilá durante la Asamblea General ahora se la pasa por ahí haciéndose el machito defendiendo a su hermanito. ¿Ves? Eso es un ataque directo, Alejandro. ¡No tuve que compararte con Tickle Me Elmo porque no tendría nada que ver! ¡Sería un intento pendejo de caricaturizarte! ¿!Te das cuenta!?”, dijo Beto furioso. “Pero nada, probablemente eso no lo entiendes, Alejandro. A ver si entiendes ésta que es más tu estilo. ¡A mí me da mucha alegría que me insulte la persona que tiene la misma cara de mama’o que Luis Fortuño! ¿Eso lo entendiste? ¡Mama’o!”, dijo, saliendo furioso de la sala al tiempo que Enrique lo seguía sumisamente.


¿Qúe pasó, Alejandro? ¿Beto te jodió comparándote con la cara de mama’o de Milhouse? El que a hierro mata…