Caguas, Puerto Rico – Durante el 1er Encuentro Nacional de Blogueros de Puerto Rico celebrado el pasado miércoles 6 de mayo, la exitosa actividad que reunió a más de cien personas para habar de temas sobre la blogósfera boricua, sorpresivamente se reportó un saldo de cero Marranos heridos, contrario a predicciones anteriores.


Demostrando de que no hay justicia en este mundo, Oscar Marrano salió ileso del 1er Encuentro de Blogueros

Oscar Marrano, el más porcino de los reporteros de El Ñame, participó en el último panel de la actividad, titulado “Los Blogs Como Plataforma Informativa”, y se había estimado anteriormente que aproximadamente el 100% de los presentes aprovecharían la ocasión para “tirarle frutas podridas con to’s los powers y sin miseria”. Sin embargo, el panel de discusión se dio sin incidente alguno, más allá del hecho de que Marrano le robara continuamente el micrófono a Radamés Toro, el bloguero de Prisma Digital. “Pero pues, yo decidí no recriminarle nada”, explicó Toro, “que no fuera que el puerco ese me tosiera encima…”.


Foto que muestra a Radamés Toro, a la derecha, en una de las pocas veces que Oscar Marrano, a la izquierda, no le robó el micrófono [Foto cortesía de Radamés Toro]

A pesar de que nadie, en efecto, lo atacó lanzándole comestibles descompuestos, otros blogueros quienes interaccionaron con el Marrano aseguraron que “las ganas no les faltaron”. El blogfesor Mario Núñez, del blog DigiZen, almorzó con el periodista ñamero, y opinó esto sobre su encuentro cercano: “¡No sabía que tanta hediondez pudiese concentrarse en una sola persona! Tengo solamente dos palabras para ti, Marrano: ‘agua’ y ‘jabón’. Es más, te regalo una tercera, de ñapita: ‘¡zape!'”. Por su parte, Michael Castro, el bloguero de Poder 5 y usual comentarista de El Ñame, aseguró: “Yo que estaba tan emociondo por conocer a un representante de El Ñame… ¡pero esto sólo comprueba que hay que tener cuidado con lo que uno pide, porque a veces se le da!”.

Al preguntarle a José Hernández Falcón, también bloguero en Primera Hora y organizador de la actividad, si le sorprendió que el público se haya portado tan decente con el Marrano, éste contestó que no, porque él se aseguró personalmente de confiscar todas las bolsas llenas de frutas podridas que trajeron los participantes. Sin embargo, Hernández Falcón aclaró que no hizo eso porque creyera que el periodista ñamero no se mereciera un buen escarmiento, sino “porque el local es alquila’o y no quería yo tener que ponerme a limpiar embarres de tomates por to’s la’os”.


Radamés Toro y un risueño José Hernández Falcón, contento de no tener que limpiar regueros de frutas podridas [Foto cortesía de Radamés Toro]