San Juan, Puerto Rico – A escasas horas de haber opinado que no veía cómo una persona en Puerto Rico pudiese contagiarse con el potencialmente letal brote de gripe porcina observado en Estados Unidos y México, un totalmente sorprendido Jaime Rivera Dueño, designado Secretario de Salud, anunció ayer que recibió información confidencial en el sentido de que personas contagiadas con gripe porcina pueden viajar de un país a otro dentro de lo que describió como “gigantescas aves de acero inoxidable”.

“Luego de concluir que era imposible que el país fuese afectado por esto de la gripe porcina porque, pues, México y Estados Unidos quedan súper lejos de aquí, ayer en la tarde nos enteramos de que una señora que viajó desde México presenta un cuadro clínico compatible [con gripe porcina]”, explicó el Secretario, aparentemente sorprendido ante el descubrimiento de que un mexicano pudiese comprar boletos de avión. “De ser cierto, esto explica los comunicados esos de la Organización Mundial de la Salud, y las medidas que están tomando Filipinas y Nueva Zelanda. ¡Y yo que creía que lo que pasaba era que eran un chorro’e noveleros!”, declaró Rivera Dueño, descartando así su creencia original de que Puerto Rico era el único país en el mundo que no estaba en riesgo.

“En mi defensa, a nadie se le hubiera podido ocurrir que un mexicano podría llegar a Puerto Rico en un… ¿Cómo le dicen a eso? ¿Un ‘avión’? Es que cuando yo me criaba eso no existía”, explicó un estupefacto Rivera Dueño

El sorpresivo descubrimiento motivó que Rivera Dueño actualizara su posición sobre el potencial peligro del virus a nivel local: “Ante tan inesperado acontecimiento, hemos decidido emitir otra de nuestras totalmente desinformadas pero incuestionablemente expertas opiniones: los síntomas que presenta la señora podrían estar relacionados a la gripe porcina, pero probablemente se deban a cualquier otra cosa”, explicó Rivera Dueño. “Por lo tanto, hemos decidido aumentar la clasificación de esta epidemia en la escala pandémica del Departamento, de ‘Estúpidamente, No Veo Cómo’ a ‘Sí, Pero Eso Lo Más Seguro Es Otra Cosa'”, explicó el Secretario, quien sin embargo rechazó catalogar la situación como categoría “Maldita Sea, Estamos Jodí’os” hasta que no cuente con estudios tardíos sobre la situación actual en el país.

El Secretario defendió su evaluación inicial de que la Isla no corría peligro, alegando que tomó en cuenta toda la información disponible en ese momento sobre la propagación del virus: “Algunos de nuestros técnicos me habían comentado sobre eso de que [el virus] pudiese llegar por avión, pero aún así no veía cómo podría afectarnos”, comentó. “O sea, ¿alguno de ustedes ha visto alguna vez un lechón viajando en coach de Nueva York a San Juan? Y aún si lo hubiesen visto, de seguro contagiaría al piloto a mitad de vuelo y el avión se estrellaría más o menos por Las Bahamas. Con lo que teníamos, la única conclusión razonable era que no había peligro”, añadió el titular con incuestionable lógica.

A que aquí nadie nunca ha visto un puerco en un avión, ¿verdad que no? ¿Podemos culpar a Rivera Dueño por no pensar que sólo necesitamos una persona ya infectada en el avión? Claro que no. Y el que lo crea es un popular o pipiolo mala fe que sólo critica ciegamente a cualquier miembro del gabinete de Luis Fortuño

De acuerdo al también inversionista aficionado, a pesar de que es imposible reconocer un brote de gripe porcina hasta que hayan muerto al menos 75 personas, la actual clasificación del virus supone la activación automática del protocolo oficial de prevención del Departamento. Sin embargo, explicó que leves problemas de índole técnica han impedido la implantación del mismo: “Desafortundamente no hemos podido implementarlo [el protocolo] porque… pues, la verdad no tenemos uno. ¡Pero tan pronto lo tengamos, nos comprometemos a implementarlo inmediatamente!”, aseguró Rivera Dueño.

El galeno aseguró que mientras intentan copiarse el protocolo de algún lugar en donde sí existan ministerios de salud, su Departamento ha desplegado planes generales de mitigación que incluyen cooperación de otras agencias gubernamentales: “Siguiendo nuestro Manual General de Mitigación de Víruses, ya hemos coordinado esfuerzos con la Guardia Nacional para que coloque estratégicamente par de francotiradores en el techo del aeropuerto. Sus instrucciones son que, a la que aterrice un avión procedente de México, ejecuten a sus pasajeros tan pronto pongan un pie en tierra. ¡Eso debería encargarse del virus ese!”, explicó Rivera Dueño, quien añadió que “ahora la gente sabrá que si acaso la gripe esta mata a la mitad de la población, no se debió a nuestra falta de un protocolo específico, sino a la mala puntería de los francotiradores de la Guardia Nacional”.

¡Rápido, soldado, antes de que descubran que esto de la gripe porcina en México es una broma! ¡FUEGO! ¡FUEGO!

Al preguntársele qué acciones deben tomar los ciudadanos ante la situación actual, el experto salubrista recurrió a su vasta experiencia médica para ofrecer importantes recomendaciones que mantendrán a salvo a la población mientras dure la emergencia: “Invitamos a la ciudadanía a que… esteee… um… ¡oh, sí, a que sólo consuman agua embotellada! Sí, eso. Y además, a que se laven las manos frecuentemente. Oh, y por favor, tápense la boca antes de toser, no vaya a ser que expulsen un canto’e tocineta y la caiga en la cara a otra persona. ¡Eso podría contagiarlo!”, dijo Rivera Dueño con pericial maestría. El Secretario también recomendó cepillarse los dientes después de cada comida, así como mirar a ambos lados de la carretera antes de cruzarla.

“Además, y no podemos ser menos enfáticos en esto: destruyan inmediatamente sus pasajes de ida y vuelta a México. Si no lo hacen, podrían llevarse una sorpresita al bajarse del avión”, concluyó sonriendo Rivera Dueño, mientas arqueaba su ceja izquierda.

Técnicos del Departamento de Salud realizan una investigación exhaustiva sobre la gripe porcina en su laboratorio de Guavate: “¡Muchachos, cuidado que está calientito y el cuerito está crujiente! ¡Parece que tiene fiebre!