San Juan, Puerto Rico – Probando que no hay peor ciego que el que no quiere ver, el Gobernador de Puerto Rico, Luis Fortuño, declaró el lunes día de fiesta estatal para celebrar la gran victoria 11 a 1 de la escuadra local de los Estados Unidos sobre la temida escuadra de Estados Unidos en el continente. Según el Gobernador, esto demuestra la clara superioridad de los Estados Unidos sobre cualquier otro país del mundo.

“El sábado pasado me empezaron a llegar mensajes bien curiosos al celular. Algo de que si un equipo nacional de Puerto Rico le había ganado por knockout a Estados Unidos en un juego de nuestro gran deporte nacional americano, el béisbol. Luego procedían a decir que cómo era posible que yo quisiera que fuéramos estado. Realmente estaba confundido. Y que un equipo nacional, ¿alguna vez han escuchado cosa similar? ¡Jajaja!”, comenzó explicando un Luis Fortuño monda’o de la risa. “Bueno, pues sucede que en ese momento estaba viendo SportsCenter, y ahí me entero de la fuente de la confusión: nuestro equipo estatal que, es de los Estados Unidos, le ganó al equipo nacional de los Estados Unidos. Sabiendo lo que mi mentor Pedro Rosselló me enseñó, de que Puerto Rico no es una nación, caí en cuenta que los mensajes que me estaban llegando tenían que ser de un par de populares confundidos creyéndose y que nuestra dizque nación, le había ganado al equipo de la metrópoli. ¡Graciosísimo!”, explicó.

¿No supieron? El equipo estatal le comió las tapas al equipo nacional de los Estados Unidos durante el fin de semana

“Contrario a la creencia de que este juego fue una pescozá’ nuestra a los Estados Unidos, este juego prueba sin lugar a dudas la superioridad americana sobre el resto del mundo. ¿Qué otra nación puede enfrentarse a sí misma en una competencia internacional? En este día histórico, contrario a lo que creen mucha gente, Estados Unidos ganó perdiendo, algo que solamente nuestra gran nación puede logra. Esto ciertamente es motivo de celebración. ¡Así que declaro este lunes como día oficial, para que la gente pueda celebrar ser parte de la nación más poderosa del mundo que cuando gana, gana, y cuando pierde, gana también!”, dijo ante el aplauso de cientos de estadistas presentes en la conferencia de prensa que hasta ese momento no estaban seguros de si debían celebrar la victoria de Puerto Rico sobre los Estados Unidos.

“¡Uff, qué alivio saber que puedo celebrar!”, nos dijo César Colón, de Isabela, y hasta hace poco un estadista confundido. “Yo que siempre me he sentido confundido cada vez que se me llena el pecho de orgullo cuando Puerto Rico se va de igual a igual con los más grandes, y por fin Luis Fortuño me aclaró por qué me siento así: ¡es el orgullo que siento cuando la nación de la cual somos parte, los Estados Unidos, se alza con la victoria! Y yo asusta’o con que era una contradicción irle a Puerto Rico aún cuando juega contra Estados Unidos. ¡Si es que soy parte de la única nación del mundo que se puede enfrentar a ella misma en competencias internacionales! ¡Ganando o perdiendo no podemos perder! ¡Gracias por darme paz, Luis! ¡Albricias!”, nos dijo el señor Colón con evidente alivio en sus ojos.

La algarabía se apoderó en Miami de miles de ciudadanos estadounidenses al ver el triunfo de una escuadra de los Estados Unidos sobre otra escuadra de los Estados Unidos

Luis Fortuño también informó que todo el mundo está invitado a ver a nuestra escuadra estatal de los Estados Unidos frente a Venezuela a las ocho de la noche en un proyector gigante que será instalado frente a La Fortaleza. “Y lo mejor de todo, es que ya aseguramos nuestra entrada a la etapa final del torneo, porque aún si perdemos frente a Venezuela, nos tocaría jugar un juego de eliminación contra el equipo nacional de nuestra gran nación estadounidense. O sea, que ganemos o perdamos, Estados Unidos va para la final. ¿Vieron qué bueno es ser parte de los Estados Unidos?”, aseguró el Gobernador.