Vieques, Puerto Rico – La Lógica anunció que se estaría pintando pa’l carajo en todo a lo referente al plan del famoso puente a Vieques luego de escuchar los argumentos a favor y en contra del controversial proyecto. La combinación de falta de enfoque en prioridades de parte del Gobierno al pensar en un puente a Vieques dado el estado del país, más las razones fatulas dadas por activistas viequenses opuestos al proyecto, han motivado a la Lógica darse por vencida y dejar que la gente se bata solita.

“¿Alguien en el Gobierno tiene el más mínimo concepto de prioridades en este país?”, dijo la Lógica, iracunda. “O sea, ¿Luis Trinidad (Director Ejecutivo de la Autoridad de Carreteras) se ha dado la vuelta por la autopista 22 de Buchanan a Río Hondo o es que se la pasa viajando en helicóptero? ¿No debería ser una mayor prioridad arreglar esa mierda de autopista? ¿No deberíamos crear un sistema de autopistas de excelencia en este país antes de meternos a hacer un puente en el océano? Hellooo?”. La Lógica continuó: “No, pero chequéense esto. Este bacalao dice que este puente no le costará nada al erario y que igualito a como fue la construcción del puente Teodoro Moscoso. Sí, gente: la industria privada parece que nos va a hacer el puente de gratis… como si no fueran a poner un peaje en ese puente para que el pueblo le dé ganancias en posteridad a quienes sean que construyan ese puente. No, si les digo… no es que me pasen por el culo, sino que también asumen que nadie más me usa”.


Sí, amigo Erario que maneja por el puente Teodoro Moscoso todos los días: a pesar que usted paga peaje todos los días, este puente no le costó nada a usted. Le cuesta ahora, pero no le costó en ese entonces. ¿Ven? Lógica

Pero si el Gobierno tiene a la Lógica trepando paredes, las posiciones de algunos activistas viequenses tiene a la Lógica como ciempié mea’o. En específico son las razones que da el dirigente viequense Ismael Guadalupe de por qué el puente es mala idea, específicamente que se perderían ingresos de la gente que alquila automóviles o lleva a los turistas a las diferentes partes de la Isla y que 200 personas que trabajan en los botes perderían sus empleos. “Wow, excelentes razones. O sea, olvidémonos de que el puente podría facilitar la evacuación de Vieques en caso de algún huracán, o el acceso a facilidades médicas en la Isla Grande para la gente pobre que depende del bote ahora mismo. También olvidémonos de los ingresos que generaría para los negocios locales al hacer la Isla Nena muchísimo más accesible a los turistas. Gente, se me ocurren mil razones mejores para oponerse al puente que perder empleos, como por ejemplo, daños al ambiente, pero ese cuentito de que el puente es una mala idea y que porque se pierden empleos de renta de carros y en el muelle… no, Papo, se supone que se recuperarían con creces”, aseguró la Lógica.


¿Qué es más rápido para alguien de escasos recursos en caso de emergencia? ¿Engancharse en cualquier carro y cruzar el puente en 12 minutos o esperar por los botes y meterse luego en un mar picado?

Por otro lado, algunos residentes viequenses se quejaron de que el puente les arruinaría el negocio que tiene de comprar la mayor cantidad posible de boletos para los botes disponibles para salir de la isla y entonces crear una escasez artificial y revender sus boletos a exorbitantes precios a los turistas varados en ésta. “¿Ven? Eso sí hace lógica. El reclamo de esa gente debe ser escuchado”, dijo la Lógica.