San Juan, Puerto Rico – Durante el día de ayer, el Colegio de Ingenieros y Agrimensores de Puerto Rico despotricó contra el candidato a la Gobernación por el Partido Puertorriqueños por Puerto Rico, Rogelio Figueroa, por éste haber permitido que se le tratara con el título de “Ingeniero” durante el debate de la semana pasada. El Colegio indicó que aunque Rogelio tiene una maestría en Ingeniería Química, éste no puede dejarse llamar “Ingeniero”, ya que no ha pasado la reválida ni es miembro del Colegio y más importante aún, no paga cuota.


El Colegio de Ingenieros está encabronado porque Rogelio no le aclara a todo el mundo cada vez que le dicen “Ingeniero” que no lo es. ¡Es que la gente es bruta llamándole “Ingeniero” nada más que porque tiene una maestría en Ingeniería Química! No te preocupes, Rogelio: nosotros sí te consideramos Ingeniero

“¡Que se deje de estar jugando a candidato buscando dos o tres votos por ahí y se ponga a estudiar pa’ la reválida, es lo que tiene que hacer!”, opinó el director ejecutivo del Colegio de Ingenieros, Rodolfo Mangual. “Como le dije ayer a El Nuevo Día, Rogelio puede tener maestría o doctorado en Ingeniería, pero el título se lo damos nosotros, no el diploma”, dijo con agitación. “Es su responsabilidad pararle el caballo a cualquiera que se crea que él es ingeniero nada más que porque se graduó Magna Cum Laude de Ingeniería Química del Colegio de Mayagüez y con maestría de Ohio University. ¿Qué le cuesta hacer un paréntesis en el debate y aclarar esto? Si quiere que la gente lo trate con respeto llamándolo con el título de Ingeniero, tiene que hacer lo que hacen los demás ingenieros buenos o mediocres de este país: pasar la reválida y pagar la cuota anual.”

“Rogelio sabe eso”, continuó Rodolfo Mangual, PE. “¡Mira si la cosa es así, que hace casi diez años atrás no había una reválida de Ingeniería de Computadoras y los graduados en este campo tenían que encontrar cómo pasarla contestando preguntas que no eran de su especialidad! Si no pasaban este examen que no cubría su especialidad de estudio y querían que los contrataran con el título de Ingeniero, pues tenían que irse para los Estados Unidos. Podrían volver luego con 20 años de experiencia, con un doctorado en su campo, y saber más de Software Engineering que cualquiera en el Colegio de Ingenieros, pero hasta que no demostraran que sabían Estática y Dinámica, que sabían escribir fórmulas de Excel, y lo más importante de todo, que pagasen la cuota, pues lo siento, en este país no podrían llamarse ‘Ingenieros’. ¡Si así tratábamos a los de Computadoras, cuando no existía un examen en su especialidad, no puedo hacer excepción con Rogelio cuando tenemos una reválida para Ingeniería Química desde siempre! ¡Así que Rogelio, ponte a estudiar!”.

Este egresado del Colegio de Mayagüez tiene título de Software Engineer en la compañía para la cual trabaja en los Estados Unidos, porque tiene una maestría en precisamente eso. En su propia tierra, no podrá usar este título porque no sabe nada de estática, dinámica y química, que no tienen nada que ver con la creación de software. Suena a una regla establecida por, no sé… comemierdas. ¿No?

Le preguntamos si había alguna otra razón por la cual alguien debería ser miembro del Colegio de Ingenieros, aparte de que es compulsorio por ley si se desea el título. “¿Aparte de los happy hours? Bueno, podrían conocer personalmente al Dr. Manuel Rodríguez Perazza,P.E. en las reuniones de nuestro Instituto de Ingenieros en Computadora. Ahí podrían divertirse viendo cómo repite por enésima vez su cuento de que el primer programa de Ingeniería en Computadoras del mundo empezó gracias a él en el Colegio de Mayagüez en 1981. Después, menciónenle cómo el primer programa de Ingeniería en Computadoras acreditado por la ABET se estableció en Case Western Reserve University en 1971, lo que puede corroborarlo con la misma Sociedad de Computadoras de la IEEE (página 5 del reporte). ¡Verlo por el techo vale el precio de admisión!”, exclamó mientras este reportero asentía efusivamente.