San Juan, Puerto Rico – En un sobrenatural evento que pone de manifiesto una vez más sus facultades paranormales, y que a su vez explica sus cantinflescas medidas administrativas durante los pasados tres años y medio, el Gobernador de Puerto Rico, Aníbal Acevedo Vilá, ofreció una conferencia de prensa el pasado lunes en la que realizó un acto parapsicológico de canalización del espíritu del difunto comediante mejicano Mario Moreno “Cantinflas”, para que éste explicara de una manera más lógica y congruente la decisión del Primer Mandatario de pedir la renuncia del candidato popular a Representante por el distrito 20, Elvin Camacho. El anuncio confirma la opinión generalizada de que solamente un idiota, alguien que cree que el electorado es idiota, o alguien que ve muchas películas de Cantinflas, podría exigir la renuncia de Camacho, alegando que sus cargos de extorsión y fraude a nivel federal son distinguibles de los del Gobernador porque no son “ni una cosa ni la otra, sino todo lo contrario”.


El espíritu de Cantinflas se desahoga con otro espíritu justo antes de ser invocado por el Gobernador desde el más allá: “¿Pero por qué este tipo siempre me tiene que invocar a mí cada vez que le toca explicar alguna estupidez sin sentido?” “Bueno, no te sientas mal. Para explicar lo de la soberanía puertorriqueña bajo el poder federal canalizó a Los Tres Chiflados”

“‘Ora sí todo aclarado, si hablando en cristiano la gente se entiende”, manifestó el comediante por medio del Gobernador. “Esto es bien sencillo: lo cortés no quita lo valiente. Hay una gran distinción en los hechos y la forma en que Fiscalía ha llevado ambos casos. En primer lugar, en el caso de Camacho existen grabaciones en video de las transacciones con el contratista sobornado, mientras que en el del Gobe lo que existen son meros alegatos de que existen grabaciones telefónicas, además de uno que otro testigo que todavía ni se sabe qué va a decir. En el caso de este otro ya se sabe lo que dijo, pos porque lo dijo. Claramente distinguibles, sin duda alguna aunque haya confusión”, explicó el espíritu mientras se ajustaba sus pantalones, los cuales extrañamente llevaba a la altura de las caderas.

De acuerdo al espectral ente, otro factor que diferencia ambos casos es que los delitos imputados a Camacho implican niveles de depravación moral intolerables por tratarse de malversación de fondos públicos, mientras que los de Acevedo Vilá eran fondos totalmente privados. “Óigame, chato, todo el mundo sabe que no es lo mismo robarle algo a un vecino que robarse algo público. El que le roba algo al vecino a la mejor lo que se llevó ese vecino ni lo quería”, explicó, a la vez que defendió la legalidad de las transacciones alegando que “los totalmente legales donativos nada tenían que ver con fondos públicos. Fueron clandestinos pero legalitos”.

El ahora ex-candidato popular Elvin Camacho, cuyo único cargo federal por soborno es indudablemente más grave que los diecinueve cargos que pesan contra el Gobernador, de acuerdo a Cantinflas, obviamente

El evidentemente popular comediante negó cualquier aparente inconsistencia al Acevedo Vilá pedir la renuncia de Camacho pero no renunciar a su puesto como Gobernador, a la vez que defendió el manejo del caso del candidato despedido: “¿Cómo que no ha habido consistencia, si el Gobe siempre ha sido consistente y vertical en sus posiciones? Su posición siempre ha sido que si la cosa es con él es persecución política maliciosa, pero si la cosa es con otro, ¿pos quién lo manda a dejarse grabar?”, explicó Cantinflas. “Además, cuando a Aníbal lo llevaron al tribunal, el juez no más ‘taba pregunta y pregunta y pregunta, y el Gobe que nunca se ha metido en las cosas de ese juez tuvo que aguantar eso. Eso prueba la persecución”, alegó, mientras retiraba un molestoso pedazo de ectoplasma que salía por su oreja izquierda.

El Gobernador Acevedo Vilá asume una de las valientes posturas a las que nos tiene acostumbrados al hablar sobre sus acusaciones federales: “¿Yo qué? ¡Eso fue culpa de Rosselló, porque Fortuño va a botar 30,000 personas! Er, ¡MARIOOOOOOOO!”

A preguntas de El Ñame sobre si esta nueva posición asumida por el Partido con respecto a la imparcialidad de las autoridades federales en la Isla no le sería contraproducente la próxima vez que alegue persecución política en contra del Gobernador, el comediante respondió que “es lo que yo decía, Señor Juez, ahí ‘sta el detalle. Como yo dije: qué casualidad, por un perro que a la mejor era gato y las cosas por su propio peso, y ahora de que no y que sí y que a lo mejor. ‘Ora ya llegó… pues total, yo creo, ¿no?”.