Nha Trans, Vietnam – En un resultado que decepcionó al Pueblo puertorriqueño, Ingrid Marie Rivera Santos, representante de Puerto Rico en el concurso de Miss Universo 2008, no salió entre las primeras quince finalistas, y fuentes anónimas revelaron que de hecho ésta quedó número cincuenta y nueve, obligando así a la prensa local a tener que aprender la palabra “quincuagésimonovena“.

Ingrid Marie ya no debe estar tan sonriente, al menos si sabe el significado de la palabra “quincuagésimonovena”

“¡Les dije que esto iba a suceder!”, gritó Ingrid Marie entre amargos sollozos mientras corría bondo húmedo por sus mejillas. “¡No pude descansar en el viaje de ida porque tuve que volar coach y llegué con unas patas de gallina que parecía que dormí en un gallinero! Claro está, tampoco ayudó que al lado mío estaba un don con peste a sobaco viejo y una fritolera que lo que olía era a empanadillas de chapín: de seguro eso asqueó a los jueces y quisieron sacarme de ahí lo más rápido posible”.

Entre este reguero de gente es que se hallaba Ingrid Marie

“Coño, ‘quincuagésimonovena’… ¡Ahora es que vengo a aprender yo esa palabra: si hasta parece de embuste!”, se maravilló Juan Collazo, “periodista” de Primera Hora quien estaba en Vietnam cubriendo el evento. Collazo estaba incrédulo de que la beldad boricua llegara número cincuenta y nueve en el certamen de belleza: “O sea, llegamos más bajito que países que yo creo que son hasta de embuste, como ‘Mauritius’ y ‘Montenegro’. Y lo peor de todo fue que salimos peor que Miss Dagobah, que era un mocosaurio épico: ¡qué feo, Faelo!”, exclamó risueño el periodista, quien de seguro usará la frase “mocosaurio épico” en su próximo reportaje.

La sensual Miss Dagobah, modelando para las cámaras

Mientras tanto, el Pueblo de Puerto Rico intentaba recuperarse del duro golpe de no ver a una de las suyas siendo utilizada como un pedazo de carne en televisión internacional. “Tremenda inversión pendeja hicimos”, dijo el Senador Jorge De Castro Font, quien gestionó que se le asignaran a Ingrid Marie 25 mil dólares para el viaje a Vietnam. “Yo puedo entender el pesar del pueblo de Puerto Rico, y el dolor de no ver a nuestra representante, Ingrid Rivera, ser exhibida y explotada como un canto de carne, y respondiendo mal preguntas de nena de primer grado”, aseguró el fino catador de mujeres.


“Y yo que me la pensaba ligar tranquilito desde la privacidad de mi apartamento sin esas cámaras cogiéndome in flagranti“, suspiró el macho de machotes

Por su parte, el reconocido astrólogo, Martín Ramos Paz, quien al leer la Carta Astral de nuestra ex-beldad durante un programa radial vio que estaría entre las primeras tres finalistas, reaccionó sorprendido ante el resultado: “Aquí evidentemente lo que sucedió fue que cuando le estaba leyendo la Carta a Ingrid, el polvo del Sahara se mezcló con Materia Negra, y esa combinación hizo que mi Astrolabio se descalibrara. Eso quiere decir que en vez del 60% de probabilidad de victoria que anuncié para Ingrid, en realidad debí leer -66.7%”, dijo Ramos Paz, quien si embargo aseguró que ésta es la primera vez que le sucede algo como eso. “Eso pasa cada 253 años, de acuerdo al Manual del Usuario. Evidentemente es la primera vez que me pasa a mí, porque sólo tengo 41 años. Así que a todas las personas que he atendido en estos días, no se preocupen, que les irá bien en el amor o en ese viaje que les predije, je je je…”, añadió el astrólogo, quien ese mismo día anunció que el Gobernador Aníbal Acevedo Vilá saldría libre en su caso federal.

Buscándole como de costumbre el lado positivo a la derrota (¿qué derrota?) de la concursante boricua, la prensa local manifestó: “Bueno, al menos no llegó número sesenta y nueve… ¡y menos mal, porque eso sí que no sabríamos cómo decirlo como número ordinal!”.