San Juan, Puerto Rico – Tal y como habían predicho múltiples políticos y analistas locales, las primarias efectuadas el pasado 2 de junio en Puerto Rico resultaron ser cruciales en determinar el desenlace de la contienda primarista demócrata: el voto abrumador de los puertorriqueños por Hillary Clinton ayudó a determinar el candidato que no iba a ganar, dado que Barack Obama resultó ser el ganador de la candidatura presidencial demócrata después de todo.

“Desde el principio lo dije, que Puerto Rico iba a ser decisivo en las primarias, y eso fue lo que pasó”, acotó Roberto Prats, Presidente del Partido Demócrata en Puerto Rico. “Tan pronto llegó la noticia a Estados Unidos de que Hillary ganó en Puerto Rico, se confirmó que Obama sería el vencedor. Nos debemos sentir orgullosos de que gracias a nuestro voto hayamos podido escoger al candidato a la presidencia de la nación más importante del mundo”. En forma similar se expresó el Presidente del Senado y chupamedias oficial de Hillary Clinton en Puerto Rico, Kenneth McClintock: “Fíjate que antes de las primarias de Puerto Rico, todavía no se sabía quién iba a ganar, pero tan pronto se anunciaron los resultados de Puerto Rico, entonces comenzó un proceso en Estados Unidos para seleccionar a Barack Obama, quien finalmente terminó ganando la nominación presidencial. Si no hubiera sido por nosotros, no se habría decidido nada aún”, dijo McClintock mientras restregaba las pantyhose de Clinton.


Las medias de Hillary, luego de una buena chupaíta de McClintock

A preguntas de El Ñame de cómo era posible que nosotros hubiéramos decidido algo si finalmente Obama perdió localmente, Prats nos respondió: “¡Por eso mismo es que decidimos! Al nosotros votar por Hillary, enviamos un mensaje contundente de que Obama debía ganar. ¿Por qué tú crees que cuando Hillary daba el discurso ganador aquí, las personas le gritaban ‘Yes, we can‘? Ése es el estribillo (o ‘slogan‘) de Obama, y por eso lo usamos”. También se le cuestionó qué va a pasar ahora con los delegados electos en la primaria: “Bueno, lo más probable los delegados se vuelven académicos y todos en la convención de agosto votarían por Obama”. Al increparle si entonces la primaria había sido una forma ridícula e innecesaria de gastar dinero, éste abundó: “Obviamente no estoy de acuerdo con esa premisa. Nosotros le hemos dado una clase de democracia no-participativa a Estados Unidos. Con sólo un 15% de las personas votando, pudimos escoger al candidato demócrata: ¡imagínate si hubieran votado un 90%! Además, con 3 millones de dólares no es mucho lo que se puede hacer en Puerto Rico“.


El Gobernador Aníbal Acevedo Vilá tambien se mostró complacido con la victoria de Barack Obama: “Está totalmente demostrado que las personas en Estados Unidos me hicieron caso y escogieron a Obama. Aunque en Puerto Rico perdió, al menos pude convencer a los norteamericanos”

Incluso el astro boricua Ricky Martin también se sintió orgulloso de que los puertorriqueños le hayan hecho caso y que Hillary haya ganado las primarias en Puerto Rico, aunque no haya servido para nada al fin y al cabo. “Yo he tenido bailarines negros en el pasado, y sé muy bien lo que se traen entre los bolsillos: por eso decidí apoyar a Hillary y gracias a mí, Hillary ganó en Puerto Rico”. Otro de los que se expresó satisfecho con la primaria demócrata celebrada en Puerto Rico fue José Alfredo Hernández Mayoral; según éste, el hecho de que a Hillary se le esté considerando para la vicepresidencia de los Estados Unidos fue sencillamente por la impresionante victoria que tuvo localmente: “Si Hillary no hubiera ganado en Puerto Rico, tú puedes estar seguro que nadie en los Estados Unidos la estuviera considerando para la vicepresidencia”.


Ricky Martin, agradeciéndole al pueblo boricua que haya acatado su mandato de votar por Hillary

Para nuestra sorpresa, hasta los líderes republicanos locales aceptan la relevancia de la primaria demócrata en la Isla. El alcalde de Aguadilla y presidente del Partido Republicano de Puerto Rico, Carlos Méndez, también reaccionó a la importante victoria de Hillary en Puerto Rico: “La victoria fue tan crucial para la política norteamericana que hasta el mismo John McCain está considerando tener a Hillary como compañera de papeleta. El voto puertorriqueño es tan importante para las elecciones en noviembre, que es una movida inteligente el tener a Hillary como vicepresidenta por el partido demócrata, ya que si se asegura el voto puertorriqueño, pues aseguramos la presidencia”, añadió Méndez. Al cuestionarle cómo esto era posible si los puertorriqueños no votan en las elecciones norteamericanas, éste nos aclaró: “Lo que pasa es que estamos planificando unas elecciones presidenciales en octubre sólo para Puerto Rico, y aunque éstas no contarían para nada, estamos seguro que el que salga electo en la Isla, va a perder en Estados Unidos”.