San Juan, Puerto Rico – Luego de negarse a pedirle perdón al ex-Gobernador Pedro Rosselló por supuestamente utilizar votantes simpatizantes del partido de oposición para ganar las primarias contra Rosselló, Luis Fortuño, el candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista, se retractó y se disculpó con el ex-Gobernador.

“Quiero disculparme por haber, cómo digo esto… haberle… comido… las tapitas a Pedro Rosselló”, confesó Luis Fortuño. “Sí, eso. En verdad no debí haber tratado de buscar votantes fuera de nuestro partido y exhortarlos a unirse al Partido Nuevo Progresista. Se me olvidó el axioma que los partidos crecen… sin atraer gente de otros partidos. Así que me disculpo por eso. Me disculpo también por no ser tan polarizante como él, y que la gente lo odiara tanto y tanto que salieran en masa a votar por mí. En verdad, mala mía”, dijo con congoja… o sarcasmo, no sabemos todavía.


A los rossellistas los corroe que esta caricatura les haya ganado: sí, así de mojón de candidato era Pedro Rosselló

“Me alegra que se haya disculpado”, dijo Ricky Rosselló, hijo de Pedro Rosselló y político wanabí mientras se arreglaba sus lustrosos rizos color azabache. “Pero si Luis Fortuño se cree que esto va a detener el movimiento ‘write-in‘ para que mi glorioso padre se vuelva Gobernador, pues está equivocado”, dijo mientras la audiencia se ahogaba en el inmenso océano de los ojos azules que sólo un Rosselló puede poseer. Se le preguntó si no pensaba que la disculpa de Fortuño era en realidad sarcasmo, a lo que contestó: “¿Que si estoy bueno? Claro que sí: soy un Rosselló”, ante nuestras miradas confundidas.


Ay, Papi, a la verdad que José Alfredo Hernández Mayoral no tiene nada que buscar aquí

“Esta disculpa de Fortuño es sólo el primer acto de contrición que le exigimos a Luis Fortuño, por vender a mi padre como el Judas que es”, continuó el joven Rosselló. “Luego de haberse disculpado, ahora Luis Fortuño tiene que caminar de rodillas, desde el Capitolio en DC hasta nuestra casa en Virginia. Luego de que haga eso, ya se nos ocurrirá alguna otra forma creativa para que pague la infamia de ganarle a nuestro Mesías. ¿Qué? ¿Ustedes se creen que aun disculpándose los rossellistas íbamos a dejar de joder? Estamos sólo calentando los motores”, dijo tirándole una guiñada de ensueño a la audiencia.