Río Piedras, Puerto Rico – Durante el día de ayer, tres de los cuatro candidatos a la gobernación por Puerto Rico se enfrentaron en la Universidad de Puerto Rico en un debate donde contestaron preguntas de los estudiantes. El gran ausente de la actividad fue Luis Fortuño, quien en lo que se ha vuelto ya costumbre, se resiste a abrir la boca excepto para hablar con El Ñame. Los más desilucionados con la ausencia de Fortuño fueron los miembros de la Federación Universitaria Pro Independencia (FUPI), quienes estaban muriéndose por la oportunidad de meterle las manos al líder estadista, y ante la ausencia de éste, manifestaron su nostalgia por mejores tiempos.

“Realmente no se sabe lo que se tiene hasta que se pierde”, nos dijo Rubén Albizu Martín Bras, uno de los portavoces de la FUPI y profesor de Ciencias Sociales. “En verdad, Luis Fortuño es un aguafiestas. Ya le teníamos como 20 frases que rimaban con ‘arrodillao’, y ‘vendepatria’ y se perdieron. Mano, esto no hubiera pasado si Carlos Romero Barceló estuviera al frente del PNP. Recuerdo con añoranza los tiempos en que él se paraba en cualquier recinto de la Universidad y llegábamos nosotros con nuestras panderetas a gritarle ‘asesino’. ¡Cómo se encendía ese hombre! Siempre encontraba nuestros intercambios estimulantes. Ahora… pues ahora, los tiempos son distintos”, dijo con un triste suspiro.


Como que no es lo mismo sin estos dos, ¿verdad?

“A la verdad que este Fortuño es un flojuño”, continuó Martín Bras, utilizando lo que probablemente era uno de los estribillos que iba a utilizar. “Yo creo que hasta Pedro Rosselló hubiera venido, aunque ése no hubiera sido tan divertido tampoco, porque lo más seguro a la primera que le dijéramos se iba del podio sin decir nada. Pero por lo menos nos hubiéramos dado el gustito de verlo dar la rabieta de nene chiquito. Wow, cómo extraño a esos dos. ¿No pudieron siquiera mandar a Norma Burgos para que nos tirara besitos?”, dijo indignado.

Tratamos de conseguir una reacción de Luis Fortuño, pero no fue posible conseguirla, ya que según su director de campaña, Ángel “Kid Cajita” Cintrón, éste “no quiere entrar en controversias”. Sin embargo, sí tomó la oportunidad para justificar la ausencia del señor Fortuño, asegurando que este debate fue orquestado por Aníbal Acevedo Vilá, y que no permitiría que Luis Fortuño fuera a lo que claramente era una emboscada. Le preguntamos al profesor Martín Bras qué pensaba de esto y respondió: “Eso es completamente ridículo. ¿Una emboscada? Jorobarle la existencia, tal vez, pero no una emboscada. Este hombre en verdad que está del cará’. Tras ser un flojo es un paranoico”, dijo mientras escondía apresuradamente trapos mojados en cloroformo y unas sogas.


M’ijo, ya que no abres la boca, pues te tenemos que tripear con eso… o con lo de Milhouse, pero eso es muy fácil