San Juan, Puerto Rico – Tras el triste fallecimiento el martes pasado del querido “Enanito Holsum”, Don Luis Aguad Jorge, la compañía de repostería Holsum ha estado buscando alguien que lo remplace como su persona emblema. En efecto, se reporta que Holsum ha conseguido al diminuto cantante carioca Nelson Ned para que éste sea la nueva mascota de dicha empresa. Ned, quien ganó fama en la década de los ’70′s por sus románticas canciones y pequeña estatura, pasará de ser el “Gigante de la Canción” a ser el “Enanito Holsum”.


Nelson Ned, conocido como el “Gigante de la Canción” porque algún malparido pensó que eso sería divertido, será ahora el símbolo de repostería mercadeada al por mayor

“Don Luis ha dejado un hueco enorme en nuestro corazón”, manifestó apesadumbrado Manuel Cerezo, Presidente de Holsum. “Bueno, no un hueco ‘enorme’, pero tú me entiendes”. Aguad Jorge falleció de causas naturales la semana pasada (no suicidándose colgándose de un bonzai como reportaron fuentes inescrupulosas), y fue enterrado con mucha pompa en una cajita de donas Holsum (la de la guagüita), según reportes de Jota Erre, nuestro corresponsal que a veces chiripea de comediante de stand-up. A pesar de que Holsum intentó echarle levadura al difunto “a ver si se levantaba”, dichos esfuerzos resultaron infructuosos y la compañía tuvo que resignarse a enterrar a su fiel amigo: “Creímos justo que en su hora final nuestra compañía le demostrara todo el cariño que sentimos por él, que es el mismo cariño que sintió el pueblo de Puerto Rico, sobre todo el reguero de manganzones que lo recuerda del programa de Pacheco… Enanito Holsum: que en pan descanses”.


En la parte superior izquierda se puede apreciar la caja de donitas Holsum donde Don Luis Aguad Jorge morará por la eternidad

Conscientes que como él no encontrarán nunca a nadie, los altos dirigentes de Holsum se han dado a la tarea de encontrar a otro personaje que evoque el mismo sentido de ternura y de “¡ay, mira qué monería!” que evocaba el fenecido Aguad Jorge, por lo que asediaron al baladista brazileño Nelson Ned para que éste se convierta en el nuevo “Enanito Holsum”. Ned, quien se manifestó en favor de la propuesta al estar ya cansado de vivir en el olvido, está dispuesto a mejorar su español e incluso mudarse a Puerto Rico para desempeñar sus nuevas funciones, cuyos beneficios marginales incluyen, además de donas Holsum de por vida, la codiciada Guagüita Holsum, conocida por ser el “tumba-jevas” más envidiable de toda la Isla.


El fenecido “Enanito Holsum” sobre la guagüita gracias a la cual, en sus propias palabras, podía tumbarse “a cualquier jeva de dos bocinazos”

Eu gosto muito das doninhas Holsum!“, aseguró Nelson Ned con su adorable acentito brazileño, vestido ya con su mameluco anaranjado de Holsum. “Isto é muito melhor que viver abaixo de uma ponte e comer o alimento de gato!” Ned, quien tras un turbulento pasado con las drogas y el alcohol encontró la religión, agradece la nueva oportunidad de hacer algo productivo en la sociedad que no envuelva meterse en el circo, o peor aún, verse resignado a cantar en el show de Loubriel. “Doy muitas gracias por ista oportunidayi”, dijo Ned, practicando su portuñol en su primera conferencia de prensa desde los cuarteles generales de Holsum. “Prometo-les ser tan adorable como el anchiguo Enaniño Holsum. ¡Sólo dígan-me onyi e que istá u señor Pachecu para salir en seu show!” Luego de que un representante de la compañía le susurrara al oído de que Pacheco también había fallecido, Ned exclamó horrorizado: “¡¿U qué?! ¿Pachecu istá muerto tambéin? Pero, ¡¿qué caralios ponem usteyis en issas malyitas donas?!”