San Juan, Puerto Rico – En respuesta a la masiva epidemia de dengue por la cual está pasando Puerto Rico, la carrera del afamado paladín anti-dengue Daniel Lugo ha sido resuscitada. Lugo, quien trabajaba frecuentemente en las telenovelas puertorriqueñas de los años ochentas (cuando todavía se grababan novelas en la Isla), logró dejar su huella en la batalla en contra del maléfico mosquito Aedes aegypti gracias al anuncio contra el dengue que estelarizó Lugo, y el cual le puso fin a dicha enfermedad hasta hace poco.


Daniel Lugo en tiempos más felices, cuando había recién exterminado al dengue en los ’80’s

El anuncio, el cual fue recientemente sacado del olvido por Edgardo Huertas al ser puesto en YouTube (sí, sí, vayan a ver el video, que aquí los esperamos…. ¿Ya? Ok, pues seguimos…), mostraba a un sombrío Lugo describiendo que el asesino de Carmencita, una hermosa criatura, fue nada más y nada menos que el mosquito del dengue, el cual pudo haber salido de cualquier recipiente con agua estancada. Con su expresión patibularia y barba de ex-convicto, Lugo logró embarrar de miedo a todos los puertorriqueños y hacerlos cobrar conciencia, erradicando el vil mal sanguíneo por muchos años. Se rumora que fue precisamente la ausencia de Lugo del ámbito histriónico puertorriqueño precisamente lo que envalentonó al perverso mosquito a resurgir de nuevo y regar la enfermedad.


El maléfico villano Aedes aegypti, retando a Daniel Lugo con una mirada altanera

Al percatarse de que su archi-enemigo Aedes aegypti había regresado a joder la pita, Daniel Lugo decidió salir del olvido y retomar su rol de exterminador del dengue: “Juré que no habría otra Carmencita más, y así será”, afirmó con certeza el actor. “Cójanme miedo, tiestos con agua, gomas abandonadas y hermosos bebederos para pájaros: ¡aquí viene Daniel Lugo a comerles los dulces, así que prepárense!” Sin embargo, su primer intento de combatir de nuevo el dengue, el cual constó en hacerle acercamientos a los canales locales de televisión para ofrecerles grabar otro anuncio macabro, resultó infructuoso dado que ya nadie sabía quién era él y lo tomaron como un loco de la calle.


El “hermoso bebedero para pájaros” mentado, prueba fehaciente de que los que filmaron el anuncio no tenían la más puta idea de lo que es un hermoso bebedero para pájaros

Desesperado, Lugo decidió unirse a las brigadas de la Defensa Civil que fueron organizadas por el Gobierno para combatir el dengue. Gracias a la fama de héroe con la que goza entre la comunidad anti-denguística, Lugo no tardó en ser puesto a cargo de la brigada a la que fue asignado, llamada “The Clapping 53rd“, dado que la manera en que ésta hace su parte para combatir el dengue es irse por las tardes entre los matojos a matar mosquitos con las manos. “¡Así tenga que estar aplaudiendo por ahí como un pendejo, pateando cubos con agua en los patios de la gente, o echándole Off! a las personas con las que me encuentre, acabaré de nuevo con el dengue en Puerto Rico!”, aseguró Lugo con una mirada obsesionada y demente, añadiendo que al menos eso era mejor que “seguir trabajando de bagger en Amigo como Erick Pérez“.


Daniel Lugo con cara de pocos amigos, jurando “patearle el culo de nuevo” al dengue en Puerto Rico