Milán, Italia – En su afán indiscriminado por mercadear su ropa exclusivamente a aquellas mujeres que poseen dimensiones imposiblemente diminutas, la casa de moda italiana Troiette Milano tiró una línea de ropa de maternidad la cual, para la desilusión de mujeres embarazadas alrededor del mundo, sigue siendo dirigida únicamente a mujeres flacas. La nueva línea, llamada “Ecco La Mamma Chic”, consta de vistosos trajes ceñidos y blusas con escotes provocativos que están especialmente diseñados, según la casa de moda, para “hacer sentir sexy a la mujer encinta” y para “hacerla olvidar del arduo y horripilante acto de alumbramiento que le espera inexorablemente”. Los trajes, desde tamaño 0 a 2, lucen sospechosamente como los de la línea de Troiette Milano del año pasado, titulada “Ecco La Donna Chic”, pero con diferente etiqueta y con precio aumentado por 20%.

“El hecho de que una mujer esté grávida no quiere decir que tenga que dejarse engordar”, se defendió Donatella Succhiacazzi, la empresaria a cargo de Troiette Milano y una de sus diseñadoras principales. “Estas mujeres perezosas se valen de cualquier excusa para descuidarse y ponerse como unas barracas, en vez de asumir responsabilidad personal y mantenerse delgadas y por ende atractivas. Muchas dicen que engordar es parte del embarazo porque el bebé necesita espacio, y porque la mujer tiene que poder proveerle nutrientes en el vientre. ¡Pamplinas! Los bebés son bien pequeños: yo los he visto en fotos y de lejitos; además, tiempo para comer tienen de sobra una vez nazcan: eso de alimentarlos en el vientre es sólo una manera de perpetuar esta cultura de comer excesivamente que condena a estas mujeres a ser adefesios con medidas ‘normales’… ¡que de normales no tienen nada!”


“Esto, creo yo, es un bebé recién nacido: ¡miren lo pequeño que es!”, enfatizó Donatella; “Además, yo nunca me puse gorda mientras las mujeres que gestaron a mis bebés probeta estaban embarazadas, así que no veo cuál es el problema”

Bellina Mangianiente, la mundialmente reconocida modelo de Troiette Milano que fue escogida para modelar la nueva línea, tampoco ve cuál es la razón de la controversia: “Yo tengo ocho meses de embarazo”, confesó mientras sostenía un martini indiferentemente en su mano derecha y un humeante cigarrillo en la izquierda, “y esta ropa me queda perfectamente bien, acoplándose al estilo de vida de la madre moderna. Las mujeres de hoy día no se conforman con resignarse a lo que la Madre Naturaleza pretende de nosotras durante el embarazo: por ejemplo, yo con el uso de una faja ultra-apretada y un régimen estricto de no comer nada después de las diez de la mañana no sólo he mantenido mi envidiable figura, ¡sino que incluso he logrado bajar de peso!”, puntualizó acabándose su martini con todo y aceituna. “Pérate, ¿ya son las once?”, preguntó horrorizada, y acto seguido se excusó y corrió al baño para que la aceituna no le fuera a “joder la dieta”.


Con sus esculturales medidas de 15-15-15 a pesar de sus ocho meses de embarazo, Bellina es la imagen que Troiette Milano quiere que se asocie con su nueva línea

“Esto es ridículo”, opinó Zuheily Mercado, con siete meses de embarazo y del tamaño de la Lancha de Cataño. “¿Qué mujer que esté preñá’ se supone que pueda ponerse esta ropa que parece que no le serviría ni a la Barbie de mi sobrinita? ¡Esta ropa tan siquiera tiene elásticos!” Zuheily, de 25 años, dijo que antes de estar embarazada siempre solía usar ajuares correspondientes al último grito de la moda, y que fue al quedar encinta que se percató que para la mujer en estado de preñez no hay moda que valga: “¡Todo lo que hay para nosotras son mamelucos enormes que parecen de carpintero o de lesbiana!” Su emoción al ver que Troiette Milano iba a tirar una línea especialmente para mujeres embarazadas duró hasta que vio que ésta está claramente dirigida a “las mismas alfeñiques anoréxicas” alrededor de las cuales revuelve todo el mundo de la moda. “Cuando me ponga esta supuesta ‘ropa de maternidad’ mentada”, inquirió, “¿dónde carajo se supone que meta al bebé?”


“Miren qué jodío adefesio me tengo que poner yo”, se quejó Zuheily, cortando su cara de la foto de pura vergüenza; “¡Parece que me envolvieron en una cortina de los 60’s!”

La nueva línea de maternidad “Ecco La Mamma Chic” de Troiette Milano está ya a la venta en la cadena La Petite Femme y en las tiendas Pitusa.