San Juan, Puerto Rico – Atrás como los huevos del perro, la diócesis puertorriqueña de la Iglesia Católica ha finalmente publicado su versión boricua de los Diez Mandamientos del Chofer, más de un mes después que el Vaticano publicara la suya.


“¡Aquí tienen lo que me han pedido, hijos míos!”, declaró emocionado el Papa a la multitud; “¡Más reglas sin sentido!”

“Entendemos que el chofer boricua es una especie singular, y por ende requiere tratamiento especial”, explicó el Arzobispo de San Juan, Roberto González Nieves, el autor intelectual de las nuevas reglas. “Además, por eso de evitar los malentendidos que tuvieron los Diez Mandamientos originales por falta de documentación, esta vez cada mandamiento tendrá una acotación eclesiástica (en bastardilla) para explicar y aclarar cada mandamiento”.


“¡Ea, ¿qué es ese carro que viene por ahí volando bajito, como alma que lleva el diablo?!”, exclamó el Monseñor González Nieves; “¡Seguro es algún impío que no está siguiendo nuestros nuevos Mandamientos!”


1. No harás cortes de pastelillo [Eso déjaselo a las fritoleras de Piñones]
2. No te comerás los Pares [Éstos no dicen “Coca-Cola”]
3. No te le irás detrás a las ambulancias [Aunque parezca que se abre el tapón detrás de ellas como si fuera el Mar Rojo, no te metas a mono]
4. No guiarás por el paseo cuando haya un tapón [Sabemos que parece otro carril, pero no lo es]
5. No te tirarás a la cañona en las intersecciones cuando la luz esté dañada [Tú no vas a resuscitar al tercer día si un truck de la SeaLand te da un guatapanazo]
6. No le sacarás el dedo malo a un chofer descortés [O, en la versión carolinense, “No explotarás a nadie”]
7. No le tocarás bocina al de al frente al segundo que la luz cambie a verde [La paciencia es una virtud: además, que si el de al frente es un guapetón, te podría llenar la cara de dedos y te lo tendrías bien merecido]
8. No le echarás el carro encima a un peatón mientras esté cruzando la calle [Por más que se lo merezca por meterse cuando la luz está verde y por caminar lento]
9. No te meterás a presentao cuando veas un choque [Aparte de que causarás un tapón, el próximo choque podría ser el tuyo: ¡no tientes a Dios!]
10. No escucharás música en tu carro tan alto que la oigan todos afuera [Jesús no murió en la cruz por tus pecados para tener que chuparse a Wisin y Yandel desde el cielo]

La opinión del chofer puertorriqueño no se hizo esperar. Tito Sanfiorenzo, chofer de guagua pública, se manifestó positivamente acerca de los nuevos Mandamientos. Mientras zigzagueaba entre carriles en el tapón de las cuatro y media y hablaba en su celular, comentó: “Me parecen tremendos estos mandamientos del chofer: ya era hora que alguien cristalizara de una manera clara cómo uno debe guiar, porque ese panfletito del ‘Manual del Chofer’ siempre lo encontré algo complicado”, declaró a la vez que se cambiaba rápidamente de carril sin hacer señal y usaba el paseo para rebasar al carro del frente. Finalmente, mientras se comía una luz y atropellaba a un peatón que, así de refilón, parecía ser un cura, concluyó: “¡Gracias, Iglesia Católica, por de nuevo darnos un código claro y útil por el cual regir nuestras vidas!”


Luego de acabar de loar los Diez Mandamientos del Chofer Boricua, Sanfiorenzo se llevó enredao a cuatro pollos con su pisicorre