Isla Verde, Puerto Rico – Los famosos personajes Melín y Melambe han hecho un comunicado de prensa revelando que por muchos años han escondido una relación amorosa. “Decidimos que ya no teníamos por qué escondernos”, explica Melín. “Creo que es hora de que el público entienda que somos más que amigos”.

Al preguntarle cómo su relación pasó más allá de la amistad, Melambe cuenta: “Sucedió de repente, sin que lo planeáramos. Lo cierto es que siempre nos pasábamos juntos, ya sea en la escuela o en actividades extra-curriculares. Estábamos incluso en el mismo equipo de béisbol, donde Melín cargaba los bates y yo, las pelotas”.


Melambe siempre andaba con las manos en las pelotas

“Claro que no todo eran deportes”, Melambe continuó, “también hacíamos cosas más chillin, tú sabes. Por ejemplo, a veces nos fugábamos a Ponce a comer quenepas, y recuerdo que a Melín le gustaban las sencillas y a mí, las guaretas”. Melín asintió con una sonrisa: “¡No es como si ya rechazara las sencillas! ¡Igual me las echaba a la boca!”


Aparentemente, Melambe siempre tenía guaretas en la boca cuando iban a Ponce

“Ahora que lo pienso, andábamos de un lado de la Isla para otro”, dijo Melambe pensativamente. “Un fin de semana después de jartarnos de comer quenepas en Ponce, lo seguimos para la casa de un tío mío en Utuado que tiene un matadero, y él nos mató una novilla. Melín se comió la carne y yo, la morcilla”.


Un canto de morcilla como éste era lo que Melambe no podía resistir

“Entre todas esas experiencias juntos, algo sucedió”, concluyó Melín con una sonrisa. “Creo que ninguno de los dos sabría explicar exactamente cómo nos dimos cuenta que entre nosotros había algo más que una simple amistad, aunque quizás ayudó el escuchar todas esas canciones sobre nosotros que cantan los estudiantes cuando van en giras. ¡Oyendo nuestras aventuras en voz alta fue que nos percatamos que aquí había algún tipo de movida bochornosa!”

Cuando ya pase algún tiempo y se normalicen sus vidas después de esta gran revelación, los chicos manifestaron que ambos pretendían unirse al cuerpo policiaco. Melín admite que lo que más le atrae del trabajo es poder caminar por ahí con pistola, y Melambe, la macana.


“Sí, sí, ya entendimos el chiste con lo de la macana”, dijo algo airado Melambe antes de que empezáramos a poner algún comentario soez; “Sé que tengo un nombre algo desafortunado, pero ya no jodan más”

Tags en Blogalaxia: