Vieques, PR – Aprovechando sin duda la confusión reinante en las Américas debido a a la invasión canadiense de los Estados Unidos, fuerzas israelitas bombardearon tarde anoche la isla de Vieques en represalia por las acciones de Tito Kayak la pasada semana en el poblado de Ramala, cuando escaló una torre de observación y plantó una bandera palestina en protesta por lo que calificó como la “opresión israelita contra los palestinos”. Las acciones de Tito no tan sólo fueron la ruina de Vieques, sino que ocasionó un nuevo recrudecimiento de las relaciones entre Israel y Palestina, echando a perder el tratado de paz que logró Rubén Berríos el pasado 27 de febrero.


Tito Kayak, plantando la bandera palestina en una torre en Ramala, provocando la ira del Pueblo de Dios: ¡gracias, Tito!

Con la devastadora precisión que caracteriza a las fuerzas armadas de Israel, el ataque fue realizado a las 8:55 PM de ayer, precisamente en el momento que Tito Kayak se suponía aterrizara en la isla después de ser liberado en Israel hace dos días. Ehud Olmert, el Primer Ministro de Israel, se manifestó al respecto: “A las 8:30 de la noche, comandos asesinos israelíes tomaron control del vuelo Jet Blue 703 llevando al avión en posición sobre la isla de Vieques para que Tito Kayak tuviera asiento de primera fila para poder presenciar desde el aire la lluvia de destrucción que sólo él trajo a su preciada isla. Nuestros comandos se aseguraron que observara cada salvo de fuego y destrucción que nuestros aviones lanzaron sobre Vieques. Nunca jamás será Israel humillado, y mucho menos por un perito electricista desempleado que no tiene nada mejor que hacer”.


Fuego y destrucción caen sobre Vieques… ¡de verdad, gracias de nuevo, Tito!

Radio-aficionados lograron interceptar el llamado desesperado del Gobernador Aníbal Acevedo Vilá durante el ataque a los remanentes del Comando Sur de los Estados Unidos que se encontraban en aguas del Caribe esperando órdenes para lidiar con la invasión canadiense. Éstos tuvieron la gentileza de suministrarnos la grabación de la contestación del General Ronald McArthur, la cual reproducimos a continuación: “Ciertamente podemos ayudar, señor Gobernador, es sólo una mera cuestión de activar las fuerzas de la Marina estacionadas en Vieques y… oooh… mis disculpas, si la memoria no me falla, ustedes nos botaron de ahí. De hecho ¿no fue un tal ‘Tito Kayak’ el que más jodió con que nos fuéramos? Riiighhttt… Bye bye now…”

Un airado Rubén Berrios arremetió contra Tito Kayak desde las devastadas playas de Vieques: “¿Qué carajo hacía ese hombre en Palestina? ¿Qué no trabaja el cabrón ése? ¡Tito Kayak lo que tiene que hacer es buscarse un trabajo y ponerse un zipper en la boca de chopa ésa y dejar de estar metido donde no le importa!” Inmediatamente se escuchó el grito airado de Fernando Martín al éste escuchar a Rubén: “¿Zipper? ¡Bragueta, Rubén: se dice bragueta, puñeta!”